Hace un mes circuló la noticia de que, como a varios artistas mexicanos, el gobierno estadounidense había negado a Panteón Rococó la visa de trabajo, lo cual provocó que de inmediato surgieran duras críticas en redes sociales al gobierno de Donald Trump.

La realidad es que hubo un retraso en el trámite del documento que impidió a la agrupación participar en el Skanging Reggae Fest en California, pero sólo fue eso, un retraso y todo terminó con un “I’m sorry” de parte de las autoridades migratorias a los músicos mexicanos.

RED CAPITAL se llevó a Panteón Rococó a pasear al Metro de la Ciudad de México y ahí, en el transporte más democrático de la ciudad, sus integrantes coincidieron en que, a pesar del endurecimiento de las políticas estadounidenses, no todos los gringos son como su presidente.

“Realmente para nosotros fue sorpresivo este retraso porque tenemos 17 años haciendo giras por Estados Unidos, siempre de una manera ordenada y legal, siempre con visas de trabajo, nunca le jugamos, como decimos acá, al Don Vergas. Algunos medios se enteraron, lo difundieron como si no nos las hubieran dado  y entonces tuvimos que salir con un comunicado para aclarar eso, porque tampoco queríamos que la embajada dijera ‘ahora por andar de hocicones no se las vamos a dar’, explica el vocalista Dr. Shenka.

“Realmente sí fue un retraso, ahora ya hay mucho más papeleo. Obviamente con este cambio de poderes se vienen cosas completamente diferentes. Es nuestro primer encuentro con la era Trump y fue interesante saber que tenemos todo en orden y que realmente sólo es un proceso que no es propio de Panteón Rococó: a Emmanuel y Mijares, a La Castañeda y a varios más les ha pasado lo mismo”, agrega el cantante.

“Realmente sí fue un retraso, ahora ya hay mucho más papeleo. Obviamente con este cambio de poderes se vienen cosas completamente diferentes. Es nuestro primer encuentro con la era Trump y fue interesante saber que tenemos todo en orden y que realmente sólo es un proceso que no es propio de Panteón Rococó: a Emmanuel y Mijares, a La Castañeda y a varios más les ha pasado lo mismo”, agrega el cantante.

Esta historia terminó en anécdota: “bueno, hasta disculpas terminaron pidiendo”, ríe el trombonista Paco Barajas. “Nos dijeron ‘oigan, disculpen, estamos super atorados de chamba, están cambiando muchas cosas’. A mí la cónsul estadounidense me ofreció disculpas e inclusive los de Migración que están para pasar ya a Estados Unidos cuando llegamos a Austin, Texas, también se portaron muy amables, las señoras ahí cotorreando. Creo que lo que tenemos que entender es que ese político (Trump) no hace a toda la nación, que no todas las personas están de acuerdo con él, que hay mucha gente que te recibe avergonzada”.

UN VIAJE EN METRO con bajada en la estación Panteón.

‘POR ESO NOS LLAMAN CHAIROS

Aunque a lo largo de su trayectoria, la banda ha tenido un discurso contestatario, transgresor y revolucionario, hacen notar que siempre se han conducido con apego a la ley y no usaron esta situación para emitir discursos antiimperialistas o “pegarle” mediáticamente a Donald Trump, como hizo muchísima gente. Ellos, por el contrario, optaron por una posición mesurada, apegada a los hechos.

“Eso es aprovechar la polarización y los medios obviamente optan por esa parte porque les da más rating. Las cosas están bien polarizadas y creo que nosotros, como mexicanos, tenemos que ser bien cuidadosos y bien inteligentes para afrontar nuestras realidades ahora con ese poder allá y fijar nuestras posturas tanto en la parte política, como económica y social,” añade Shenka.

“Eso es lo que hace que a la gente de izquierda ahora nos llamen chairos. Porque hay algunas personas que creen que se trata de estar todo el tiempo difundiendo cosas sin revisarlas y protestando por todo. En internet están matando a todo el mundo y luego ves que no es cierto. La gente no lee las notas y las publica, y desgraciadamente en una época donde hay tanta información es mucho más difícil encontrar información real porque hay tantísima falsa que no sabes a quién creerle”, expresa Paco Barajas.

22 AÑOS DE DIGNIDAD Y CONGRUENCIA

Este 2017, Panteón Rococó celebra 22 años de carrera, algo nada fácil en México para una agrupación con un discurso como el de ellos.

“Es complicado más no imposible”, reconoce Shenka. “Ha sido un trabajo arduo sorteando muchas cosas. Hacer rock en este país es difícil, pero también hemos demostrado que con base en el empeño y con el trabajo duro y honesto se puede realizar y podemos decir que se puede vivir de la música de una manera digna, decorosa y contentos con este marcha de más de dos décadas”.

– Dignidad, una palabra que parece se ha olvidado.

“Sobre todo en la actualidad, en que la corrupción y la impunidad hacen que de repente la gente opte por ganarse el dinero indignamente. Creemos que hacer música es crear esa parte de conciencia que nos toca como ciudadanos y como músicos, sembrar una semillita en nuestra gente, en nuestro público. Eso nos ha dado credibilidad y fortaleza para caminar durante tantos años pues el hilo de la congruencia, sobre todo en el medio del espectáculo, es una línea muy delgada y creo que lo hemos sabido hacer de una manera decorosa”.

– Congruencia, otra palabra aparentemente en desuso.

“Creo que en 22 años de carrera hemos sido congruentes”, intercede el percusionista Tanis. “Se ha intentado por lo menos ese camino de la congruencia. Como dicen mis compañeros, esta carrera está llena de obstáculos, llena de sorpresas, los planes que trazas a veces no son como los marcabas, pero creo que siempre tratamos de seguir eso, como colectivo seguimos funcionando y la congruencia y la dignidad, todo lo que nos toca hacer desde nuestra trinchera que es la música, tratamos de llevarla y así es como han pasado ya 22 años en este camino que se nos han ido como agua”.

En 1995 surge Panteón Rococó en el contexto del levantamiento zapatista. (Foto: Eduardo Trillo)

Shenka reflexiona: “tristemente vemos que canciones como La carencia tienen una vigencia brutal después de 22 años. Tristemente, porque debería ser al contrario, pero es algo que tratamos de hacer día con día, fijarnos en nuestro entorno, en lo que nos molesta, nos pudre de una sociedad que está enferma y que se la pasa metida en el teléfono y que de alguna manera es más individualista todavía. Y creemos que la música puede crear esta conciencia para que la gente se vaya pensando a su casa en su realidad y trate de cambiarla desde ese punto de vista, del punto de vista de la cultura”.

DE CUAUTITLÁN A ALEMANIA

Panteón Rococó es una de las poquísimas bandas mexicanas que se dan el lujo de hacer giras internacionales, sobre todo en Europa.

“Somos tan disímbolos, que de repente estamos en Kansas City y al otro día en Chiconcuac y viceversa. Somos una banda que no nos gusta estar en la zona de confort, siempre estamos analizando qué otros lugares tenemos que invadir y permear con nuestra música”, dice Shenka.

La mayoría de la música latina que llega al mundo es misógina y estúpida. Por eso es bueno que bandas como Panteón o Café Tacvba lleven un mensaje diferente

“Realmente la música nos ha dado la oportunidad de transgredir las fronteras, de darnos cuenta de que la música rompe eso, romper las lenguas, te paras en un lugar como Alemania, como República Checa y aunque a veces no pueden entender lo que tú cantas, hay una identificación muy grata con la música que creo que eso es lo importante”, añade Tanis.

Y es justamente Alemania uno de los países del mundo donde mejor es recibido El Panteón.

“Los alemanes compran dos playeras del Panteón: una para secarse y la otra para el recuerdo”. (Foto: Eduardo Trillo)

“Fue un enamoramiento mutuo y amamos ir para allá”, dice Shenka. “Vamos y nos damos cuenta de que al público alemán le gusta, disfruta mucho la música, no se cierra a un género en particular sino que pueden estar oyendo en algún escenario una banda de metal y en la otra pueden estar escuchando salsa, son muy abiertos en ese sentido  y creo que eso nos atrapó cómo ellos viven la parte de la música”, añade Barajas.

“Alguna vez en un festival se acercó una señora de edad avanzada y nos dijo algo que a mí me pareció muy bonito y muy puntual: ‘ustedes traen el sol consigo, cuando vienen ustedes sale sol y la gente es feliz y todo mundo salta y brinca’”, relata Shenka.

LA AGENDA ROCOCÓ

  1. Gira intensa por la República Mexicana: Tijuana, Mexicali, Baja California.
  2. Vuelven a EU para reponer la fecha del Skanking Reggae Fest en Los Ángeles el 4 de mayo, el 5 en San José y el 6, Ventura, California.
  3. Regresan a Europa: dos festivales en Suiza y ciudades de Alemania que ya son bastiones del Panteón: Hamburgo, Berlin y Bonn.

NO COMMENTS