Por las noches baila y canta en La Jaula de las locas y de día, es uno de los mejores cuenta cuentos infantiles que ha dado nuestro país. Así es Mario Iván Martínez, un actor fuera de serie.

Versátil y talentoso son las palabras que define al también productor que en este 2017 celebra 20 años contando cuentos con el propósito de fomentar la cultura en los niños de México.

En entrevista con RED CAPITAL, Mario Iván Martínez nos platica su experiencia al frente de esta maravillosa labor que realiza desde hace dos décadas en pro de la educación artística infantil.

“Durante cuatro años mantuvo una cápsula de 10 minutos en el programa En Familia en la que pude también difundir mucha literatura”

– ¿Ha sido una tarea difícil la forma de acercar a los niños a obras clásicas de la literatura a través de los cuenta-cuentos?

“Sí, desde hace 20 años he hecho la parte medular de mi trabajo profesional, labor que radica en tratar de brindar desde mi trinchera dignidad y diversidad a la oferta juvenil e infantil en dos rubros básicamente, en el rubro teatral y en el audiolibro. Tengo ya 22 audiolibros que abordan temas muy diversos desde el Quijote de la Mancha para niños, Cuentos Mexicanos y Cuentos de Óscar Wilde, y también por supuesto la música es un elemento muy depurado en estas propuestas”.

“Desprecio la incapacidad de no encontrar nuestras propias fórmulas, de no escarbar en la literatura tan rica y tan amplia de nuestros pueblos indígenas por ejemplo”

Este verano Mario Iván celebra 20 años de hacer soñar despiertos a los niños con dos presentaciones en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

“Soy embajador de la obra de Francisco Gabilondo Soler Cri-Cri desde 2007, con la anuencia de GABSOL, la editora que fundara Don Pancho en vida para salvaguardar los derechos de su obra. Vamos a tener dos espectáculos, el primero se titula Descubriendo a Cri Cri, será un concierto familiar porque la música se interpretará en vivo al piano con el maestro Alberto Cuzprieto y un niño prodigio de Torreón que se llama Sergio Vargas Escoruela. En el segundo espectáculo presentaré Pulgarcito y el Soldadito de plomo, una adaptación personal que hice seleccionando la música con obras de Schumann, Schuber, Mendelssohn y Ravel, que incorporé a las historias para dar a luz a una nueva propuesta integral coherente entre la literatura y la música”, explica el también cantante.

– México es un país en el que se lee poco y se escucha poca música de calidad. En estos años, ¿qué anécdotas has tenido o referencias de niños que gracias a tu trabajo se hayan acercado a los libros, a estos autores clásicos de la música?

“Multitudes, sí afortunadamente. Ahora por ejemplo acabamos de estar en Oaxaca con Cuenta-Cuentos y una señora me dijo que ya está en la orquesta del estado y que se interesó en la música por escuchar en 2006 el disco ¿Conoces a Wolfi? y La vida de Mozart para niños, se interesó en Mozart y en la música; y no nada más eso, por ejemplo El Soldadito de plomo donde incluyo bailarines, varios niños se han dedicado a la danza que ya son jóvenes por supuesto, después de haberse entusiasmado con este proyecto. Los niños que han interpretado el papel de Mozart conmigo en Bellas Artes, en el Teatro de la Ciudad, en el Cervantino, varios de ellos encontraron inspiración al ver a sus primos, a sus amigos, tocando la música de Mozart y por otro lado también no necesariamente que se dediquen a la música sino que sean arquitectos, o doctores o contadores más felices al haber entrado en contacto con lo que nos dignifica como especie que es el arte”.

EL ARTE NO ES ABURRIDO

En palabras de Mario Iván Martínez a los pequeños se les debe encausar desde pequeños el gusto por el arte y no por obligación.

“Definitivamente si a los niños por ejemplo los llevan dentro del ciclo de teatro escolar a ver una obra en donde la producción sea pobre, no se haya ensayado, el texto sea desechable, pues evidentemente los niños pierden confianza en el hecho teatral; lo importante es que desde su génesis, desde chiquitos, los padres los pongan en contacto con aquello que los coloque, valga la analogía, como un tren correctamente en los rieles, tanto en la aventura literaria para que no vean a los libros como un flagelo escolástico: ‘te portaste mal, así que tienes que leer de la páginas 63 a la página 98’ y el papá se arrana a ver la televisión, mientras el libro se convierte en un flagelo.

“Si el papá le dice, como me decía mi mamá: ´estoy leyendo el cuento de un niño, así güerito como tú, que viaja de planeta en planeta y ahora se lo llevaron unas palomas y ya conoció a un zorro con una serpiente…’ ‘¿y luego?’ ‘cuando lo acabe te lo presto con mucho gusto’; era despertar el interés de manera lúdica, afectiva y natural”.

DÓNDE: Teatro de la Ciudad Esperanza Iris
CUÁNDO: Domingo 23 de julio, Descubriendo a Cri-Cri, Homenaje a Francisco Gabilondo Soler. Domingo 30 julio, Pulgarcito y El soldadito de plomo
HORA: 13:00 horas

 

 

 

 

LA JAULA DE LAS LOCAS SE MUDA DE TEATRO

Después de 18 meses en cartelera, esta puesta teatral que dejó en mayo pasado el Teatro Hidalgo, se presentará a partir del viernes 14 de julio en el Teatro Manolo Fábregas.

Su éxito ha permitido que la temporada se extienda a más funciones para que el público que no la ha visto pueda disfrutarla, y para que sus fieles seguidores puedan volver a hacerlo.

“La Jaula de las locas pretende abrir la mente de las personas a la vida, a la diversidad, incluida por supuesto la diversidad sexual. Es un canto a la libertad”

“Hicimos 500 representaciones en el Teatro Hidalgo pero el interés no se ha diluido. Es una obra que ha generado un seguimiento fanático inusitado. Yo nunca me he enfrentado con un seguimiento fanático a ese nivel. Ahora entiendo el verdadero sentido de la palabra fanático porque no solamente una, dos o tres si no hay por lo menos 10 personas que han visto la obra en promedio 60 ó 70 veces. Una señora acaba de cumplir 100 representaciones como público y si vamos a Veracruz o a Tijuana va para allá.

“También tiene que ver con muchas cosas, varios conceptos, por un lado la música tan inspirada, la gente sale cantando las melodías. Una comedia musical donde no sales cantando las melodías no funciona, pero aquí el plus de que la música, la espectacularidad, los vestuarios, la lentejuela, la escenografía está al servicio, se ha adaptado a una dramaturgia muy sólida.

“Jean Poiret es hijo de la gran tradición de comedia francesa y escribió esta comedia a principios de los años 70, ignorando las exigencias moralistas por completo, escribe esta comedia que gira alrededor de las vicisitudes que experimenta una familia homoparental en la que el hijo de uno de ellos se enamora de la hija de un diputado ultraconservador y todos los avatares que le sobrevienen a raíz de este evento. Lo importante es que no nació como comedia musical, nació como dramaturgia, como obra de teatro y eso le da una parte muy sólida con su sección medular, no se diluye el interés porque está muy bien escrita. Creo que La Jaula de las locas tiene todos estos elementos para continuar vigorosa con impulso ahora en otro espacio”.

Esta puesta teatral es protagonizada por Mario Iván Martínez, acompañado de figuras de gran trayectoria en el mundo teatral, como Tomás Goros, Maru Dueñas, Moisés Suárez y de los jóvenes Israel Estrada, Rogelio Suárez, Jimena Parés, Carlos Pulido y Marilú GarcíaLuna entre otros.

DÓNDE: Teatro Manolo Fábregas
CUÁNDO: 14, 15, 21, 22, 28 y 29 de julio
HORARIO: Viernes 20:30 horas; sábados 17:30 y 20:30 horas.
DIRECCIÓN: Donceles 36, Centro Histórico

NO COMMENTS