Sin lugar a dudas, Samo cuenta con una de las mejores voces existentes en el pop mexicano actual.

Con Camila alcanzó la fama y el reconocimiento del público. Su estilo vocal, su feeling, fueron parte fundamental del éxito del trío comandado por Mario Domm; el cual nos entregó grandes muestras de baladas pop de finísima hechura.

Justamente este viernes, Samo estrena su nuevo disco solista, Eterno, en el cual nos sorprende con una música mucho más encaminada al rhythm & blues estadounidense, con una dosis de secuencias electrónicas y dance que invitan a bailar junto con su melodiosa voz en un salto exponencial respecto a lo que hizo con Camila.

Listo para el Lunario

Samo presentará su nuevo material discrográfico Eterno con un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional el próximo 25 de mayo, donde hará gala de su voz y su talento para deleitar a sus fans y, a partir de este show iniciará un tour por la República Mexicana.

Este show está basado en lo que para Samo significa lo eterno, con un concepto en luces y escenario donde predominarán los azules eléctricos, fusionado con visuales, bailarines y un excelente equipo de iluminación. Un show íntimo y ritmico, que moverá emociones.

“Ese día no solo presentamos el disco, sino el nuevo concepto del show. Estoy preparando un espectáculo super bonito para el público, va a ser un concierto bastante íntimo, para pocas personas y, bueno, los boletos están a punto de acabarse, porque es muy pequeño el lugar”.

Dónde: Lunario del Auditorio Nacional
Cuándo: 25 de mayo
Costo: $550 – $1,550

“Tenía muchas ganas de experimentar en este disco otros sonidos”, explica Samo en entrevista exclusiva con RED CAPITAL.

“En discos anteriores quería probar con sonidos un poco más programados, pero creo que no era el momento. En Eterno me di la oportunidad de experimentar con estos sonidos, trabajé con algunos productores suecos que hicieron las secuencias para estas canciones y estuve de la mano con ellos, cuidando los detalles, la verdad es que me gusta involucrarme mucho en lo que hago”.

Sin embargo; a pesar de la utilización de entornos electrónicos, el cantautor no deja de lado el soul que le caracteriza y con ello logra un balance bastante interesante al oído. “Estoy muy contento con el resultado de este disco. Tiene muchos contrastes, también mezcla lo orgánico y hay canciones que son un poco más baladas”, añade.

“Me gusta cuidar la esencia de las canciones y no precisamente porque pueda hacer música electrónica y un poco más programada. No quería perder la esencia en el contenido, en la interpretación también, entonces creo que logramos ese punto medio y, como te repito, estoy muy contento con el resultado y ahora poder compartir con el público este capítulo en mi carrera y contarles nuevas historias con un nuevo sonido para mí es una ilusión muy grande”.

PARA BAILAR Y ESCUCHAR

Para muestra, un botón. Sobrenatural es una canción que sin duda pone a bailar hasta al más reacio, pero no se puede reducirla a un simple ritmo, a un elemental drum and bass. Es una canción con mucho sentido que también puede ser escuchada cómodamente sentado, aunque, eso sí, marcando el beat con el pie.

“Honestamente, siempre en los discos anteriores reinaba mucho la balada y el amor. Creo que este disco también tiene estas constantes, esas historias que son distintas. Sobrenatural es una canción amorosa pero de repente lo dice de una manera distinta y no es la típica balada, quería experimentar más, con más ritmos, un poquito de más energía, contrastado con lo que han escuchado de mí y de repente en los conciertos canto las canciones y las baladas que conocen, pero a este nuevo disco quiero aportar al show, nuevos ritmos y energía, que sea más explosivo”.

Siempre a la vanguardia, es notoria la influencia del rhythm & blues estadounidense en la propuesta de Samo que lo acerca al sonido de artistas como Bruno Mars.

“Yo creo que la respuesta es probar con nuevos productores. Trabajar con gente talentosa me emociona mucho, poder compartir con productores que no conocía, pero cuando escuché lo que estaban haciendo en la música dije ‘quiero hacer parte del disco con ellos’ y el resultado que tenemos en este nuevo álbum”.

DISFRUTABLE DE PRINCIPIO A FIN

En este momento en la música en que los artistas lanzan un sencillo nada más o se manejan por sencillos en radio, Samo se aventuró a sacar un disco completo de manera física y digital, algo cada vez menos frecuente en la industria musical, y su apuesta es que la audiencia se de la oportunidad de escucharlo de principio a fin.

“Para mí todavía es importante poder mostrar al público que detrás de un sencillo hay muchas más historias y yo sigo siendo cantautor. Quería mostrar lo que he oído en este tiempo que no había hecho música y para mí es importante que el público escuche el disco completo, que escuche los contrastes que tienen las historias y los contrastes que tienen los sonidos. Me encantaría que el público se diera el tiempo de escuchar el disco completo porque vale la pena”, asegura.

Eterno incluye 10 temas, todos de la autoría, o coautoría, de Samo. “Me tomé un tiempo para escribir, la verdad que es un disco que llevo más de un año preparándolo entre que escribo, entre que conozco a los productores y que viajo de un lado a otro y que vuelvo a escribir y elegir las canciones, es un disco que me ha llevado año y medio más o menos de trabajo”.

– Actualmente la gente ya no escucha discos. Simplemente buscan el sencillo que le gusta y es el que pone en su playlist. ¿Se ha perdido esa bonita costumbre de oír un disco de principio a fin?

“Creo que fue osado de mi parte sacar un disco completo, pero detrás de un disco hay tantas cosas, tú lo sabes, tantas cosas, productores, noches de desvelo, dirigir las canciones, gente haciendo el arte del disco, que la fotografía, que la tipografía, que no sé cuánto. Hay muchas cosas. Generas mucho trabajo alrededor del disco, y mucha emoción y mucha ilusión de otras personas y eso es lo que valoro todavía. Yo quería hacer un disco y tal vez en la mesa estaba la propuesta de hacer un sencillo, pero me aferré al disco, tenía la opción de hacer el disco completo y dije vamos por él porque quiero contarle historias al público, porque cada una de las canciones que escribo son importantes para mí y yo quería contarles todo lo que he vivido este tiempo que estuve ausente”.

DE CHIRIPA CON ALEJANDRA GUZMÁN

Entre las canciones de Eterno destaca Te juro, donde Samo hace dueto con Alejandra Guzmán e igualmente vuelve a sorprender con un ritmo cercano al tango.

“La participación de Alejandra fue algo sorpresivo para mí porque no estaba planeado hacer una colaboración en este disco, pero esto se dio en un viaje que hice a Miami, nos topamos en el avión, platicamos y se dio la buena energía de poder hacer este dueto y tener en mi disco a Alejandra, quien es una mujer que admiro desde hace muchos años y que quiero, es un lujo totalmente para mí”.

¿O sea que fue totalmente fortuito?

“Así es. Fíjate que Te juro es una canción que escribí hace como seis años y siempre la imaginé a dueto con una mujer, entonces estuvo guardada hasta ahora que me topé con Alejandra”.

¿Qué tal la vibra de Alejandra a la hora de trabajar con ella?

“Maravillosa. Ella me decía ‘yo soy una mujer que no se deja dirigir’ y se lució mucho con mi dirección. Dirigirla estuvo increíble, ella tenía muy claro cómo interpretar la canción, yo solo dirigí pequeñas cosas, pero ella ya sabía cómo hacerlo. Cuando dio la primera nota parecía que estaba escuchando lo que hace años quería escuchar en esta canción”.

¿A eso se le llama magia?

“Fue mágico, ella tiene muchas cosas valiosas como artista y como ser humano. Yo no la había tratado tanto, pero ahora me di cuenta lo valiosa que es ella. Es una guerrera, una mujer muy valiosa, una de las grandes en México”.

NO COMMENTS