Molotov sigue prendiendo a la raza, 20 años después

Todo está listo para que Molotov llegue con todo su arsenal de éxitos a los escenarios de la CDMX

0
1486
views

Es un hecho que “La Molocha”, como les dicen sus seguidores, es una banda que siempre revienta el escenario y pone a saltar a todos por lo menos con alguno de sus irreverentes temas, dándoles la oportunidad de gritar y cantar una que otra vulgaridad, de desafiar melódicamente al gobierno y de manifestarse contra el clasismo con un ritmo característico.

Durante 20 años, la agrupación capitalina desafió los estándares musicales, ganando fuertes criticas y a la vez un ferviente público que los sigue donde se presenten, desde su primer álbum ¿Dónde jugaran las niñas?, hasta su última placa discográfica Agua Maldita.

Sin duda alguna, se convirtieron en uno de los cuartetos más polémicos, desenfadados y energéticos de la escena roquera de nuestro país, integrado por Tito, Micky, Randy y Paco, quienes celebrarán con su séquito de seguidores dos décadas de andar girando por la escena del rock and roll este 9 de septiembre en el Palacio de los Deportes.

Previo a su próxima presentación platicaron con Red Capital sobre su celebración, lo que hacen detrás del escenario y nos aclararon si las tortas llevan chile y cebolla.

Son 20 años de caminar juntos, muchas anécdotas y experiencias, ¿cierto?

Aún no sabemos por qué seguimos juntos después de tanto tiempo, pero creemos que aunque suene a cliché si es una onda de sed de estar en el escenario, es el único lugar donde la pasamos bien los cuatro, es donde nos conectamos a pesar de que pasen los años, el momento que esperas en toda la gira; luego de viajar y viajar, no dormir y no comer, ansiamos el momento de subirnos.

“El ego de una banda tiene que ser una burbuja entera donde nadie se tiene que pasar de ahí, entre nosotros ayuda que si uno quiere salirse lo regresamos en chinga y hacemos que pise tierra”

Así fue desde que empezamos, primero fue un hobby para nosotros, luego empezaron a ir amigos de nosotros, después un poco de público, fue creciendo y se convirtió en nuestro formato de vida. Nuestro día a día viene de las tocadas y logramos acomodarnos muy bien entre nosotros después de 20 años.

¿Cuál es el estilo de Molotov para celebrar?

De entrada hacer una lista de temas que hace mucho no tocamos, canciones que salieron en algún momento. Queremos retomar la historia de la banda en música, lejos de hacer un show espectacular con pantallas y pirotecnia queremos contar una historia; las canciones hablan por sí solas, no quiere decir que este concierto será austero pero sí que la selección de temas tiene que ver con la gente que nos ha acompañado en estos años y las generaciones nuevas que podrán escuchar canciones que no tienen ni idea que existían, ese día se darán cuenta.

MOLOTOV

¿Qué temas les gustaría que las nuevas generaciones escucharan en vivo?

Se ha cumplido un ciclo con las canciones, tocamos Rastamandita mucho tiempo y luego se quedo fuera algunos años y la volvimos a retomar, hay muchas canciones del primero (¿Dónde jugarán las niñas?) y segundo disco (Molomix) que quedaron en el olvido, hay covers que nos gustaba tocar y dejamos de hacerlo, es un poquito de todo, queremos escoger un buen bonche de temas.

Volvieron recientemente de Europa, han conquistado muchos escenarios, pareciera que ya lograron sus sueños…

Nos faltan muchas cosas, regresamos a España a tocar a algunos clubes, festivales, llegamos a Alemania para toparnos con todo tipo de escenarios, picamos piedra muchos años pero siempre tienes que estar al tanto de todos esos lugares, siempre la pasamos bien en nuevos lugares, nos gusta tocar con la gente tan cerca, también se extraña la intimidad con el público, nos faltan todavía lugares donde ir pero a donde vamos la pasamos increíble.

Fuera de los escenarios, ¿cómo es su relación?

Cuando vemos que las bandas se separan creemos que es un problema de egos, el ego de una banda tiene que ser una burbuja entera donde nadie se tiene que pasar de ahí y entre nosotros ayuda que si uno quiere salirse lo regresamos en chinga y hacemos que pise tierra, seguimos disfrutando lo que hacemos, como toda relación humana hemos tenido altibajos y a veces no te llevas bien con uno, te llevas mejor con otro, pero eso es natural, nos vemos más nosotros que a nuestras familias entonces hay que sabernos llevar, le echamos ganitas porque el trabajo es una cosa pero las relaciones humanas son de “huevos” y es fundamental.

¿Tienen algún hábito antes de subir al escenario?

Tenemos un ejercicio en backstage para calentar los codos, cada quien agarra dos vasos con el chupe que mas le guste y se lo tiene que empinar al mismo tiempo, eso, manitas calientes también de calentamiento, a veces nos gusta subir videos a nuestras redes de lo que pasa en el camerino y la gente se saca de onda, pasan varias cosas ahí atrás.

MOLOTOV (2)

Haciendo un recorrido a sus canciones del pasado, nos dimos cuenta que su canción Chanwich a la chichona, habla sobre una torta “sin chile y sin cebollas”, esto ahora es un sacrilegio poco viril en redes sociales…

¡Lo sabemos! Es un juego de palabras que sinceramente no sé como se nos ocurrió, porque todo tiene que tener chile y cebolla, con todo respeto, también mayonesa.

Lagunas Mentales, menciona bandas que sarcásticamente no han visto en vivo, ¿qué bandas sí aparecen en su lista de favoritos?

Todos escuchamos canciones distintas pero hay clásicos que siempre tienen que ir acompañándonos, tratamos de escuchar mucho rock de antaño como AC/DC, hip hop, bandas como Rage Against the Machine; de cada década vamos retomando algo musical, tenemos una gran variedad de influencias.

“Amamos la ciudad, encontrarte unos tacos en la esquina, caminar al mercado, ir a la tienda es algo que disfrutamos. ‘La Molocha’ nació aquí y nos costaría trabajo vivir en otro lugar”

Haciendo referencia a Rastamandita, podrían mencionar algo que “les pare el corazón”

Realmente se nos para el corazón siempre que tocamos esa canción, pero creemos que más en Argentina, ahí es donde más problemas tenemos, hemos considerado tocarla con lentes muy oscuros. Es una conexión, mucha energía con este tema y a muchas chicas les gusta bailarla.

La raza es la pura raza, es un tema que habla de la igualdad, en algún momento de sus giras ¿ustedes han sufrido discriminación?

¡Por supuesto! Nos han tocado varias cosas y esa canción habla de que la igualdad debe ser más fuerte en todos lados, hay mucha discriminación aún en muchos países y ya hay que cambiarle de canal a esa onda. Nos tocó que los del staff de Deftones nos trataran como cargadores en una gira en el Gabacho, donde el más negrito era Paco y nos veían medio feo, fue muy lamentable.

Por otro lado, sabemos que están en nuevo proceso musical…

Sí, ya estamos con la planeación de temas nuevos para el siguiente disco, estaremos un rato sentándonos a componer, haciendo los demos para que en 2017 salga a la luz. Hay canciones como Gimme The Power y Frijolero que siguen muy vigentes, todo este tipo de temáticas siguen ahí, tenemos que reinventarnos, tratar de contar el entorno en el que nos encontramos, creemos que estaremos contando también lo que pase de nosotros.

Molotov es una de la agrupaciones más queridas de la CDMX, ¿Cómo es el vínculo que tienen con la capital?

Amamos la ciudad, encontrarte unos tacos en la esquina, caminar al mercado, ir a la tienda es algo que disfrutamos. La Molocha nació aquí y nos costaría trabajo vivir en otro lugar, porque a pesar de que hemos estado en otros países increíbles mucho tiempo, no cambiamos a México por nada, a pesar del mal gobierno que nos trae de cabeza día a día.

¿Qué les dirían a sus seguidores sobre este festejo de 20 años?

Veinte años más y ya no podremos más, gracias a los fans que han aguantado vara todo este tiempo y a las nuevas generaciones que se han sumado, eso esta fregón y celebraremos con ustedes este 9 de septiembre haciendo ruido para ustedes un ratito.