Editorial: ¿Qué ganamos con quejarnos?

0
1645
views

Dicen los regiomontanos que los capitalinos nos quejamos de todo: si hace frío, si hace calor, si hace aire, si llueve, si no circulan nuestros carros, si hay embotellamientos, si hay contaminación…

En parte, los regios tienen razón. Ellos, acostumbrados a climas extremos de menos 0 a 40 grados Centígrados, se burlan de que nosotros nos congelemos cuando estamos a 10º o estemos al borde de la deshidratación cuando llegamos a 30º

Pero, por otra parte, no tienen razón porque ni ellos ni prácticamente nadie en el mundo sufre los congestionamientos viales, los apretujones y arrimones en el Metro, la contaminación del aire, las marchas y plantones, el Hoy No Circula ni muchísimas más adversidades a las que nos enfrentamos todos los días los habitantes de la Ciudad de México y zona conurbada.

Porque pensar que la CDMX es solo lo que antes era conocido como “Distrito Federal” es iluso. La llamada Megalópolis no respeta fronteras y así, tan capitalinos somos quienes habitamos en cualquiera de las 16 delegaciones políticas como quienes lo hacemos en alguno de los 60 municipios del Estado de México que colindan o están cercanos al otrora DF y son considerados dentro de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Sí, no importa si eres coapo o sateluco; polanski o tepiteño; ecatepunk o condechi. Todos, sí, todos, convivimos en este monstruo gigantesco que llamamos Ciudad de México.

Porque, si vives en Coacalco y trabajas en la Roma, la mayor parte de tu vida transcurre en el extinto Defectuoso, y así lo viven millones de mexiquenses que se trasladan diariamente desde el Edomex a la CDMX y regresan a sus casas solamente a dormir para, al día siguiente, reemprender el camino en una ida y vuelta sin fin.

¡Claro que dan ganas de quejarse! si todos los días dejamos tres o cuatro horas de nuestra vida en el camino hacia nuestros trabajos o escuelas y en el regreso a nuestras casas.
¡Claro que dan ganas de quejarse! si a la hora de subir al Metro simplemente no hay espacio ni para inflar el abdomen. ¡Claro que dan ganas de quejarse! si el aire que respiramos está tan cargado de ozono y otros químicos que podría asfixiarnos. ¡Claro que dan ganas de quejarse! si nuestro automóvil no circula uno o dos días a la semana.

¡Claro que dan ganas! Pero, ¿por qué solamente nos quejamos? ¿por qué culpamos siempre a las autoridades? ¿por qué no nos hemos dado cuenta de que todos contaminamos, que todos nos amontonamos, que todos nos tropezamos unos a otros? ¿No se nos ha ocurrido abrir los ojos y disfrutar la hermosa –caótica, pero hermosa- ciudad –metrópoli- en la que habitamos?

REDESCUBRE TU CIUDAD

Por eso surge RED CAPITAL. Porque somos capitalinos que no nos resignamos a pasar el resto de nuestras vidas quejándonos. Porque somos capitalinos enamorados de nuestra ciudad. Porque somos capitalinos que queremos proponer soluciones, que deseamos promover las cosas buenas que el Valle del Anáhuac tiene para nosotros y que nos negamos a percibir.

Redescubre tu ciudad es nuestro lema y lo asumimos con orgullo y compromiso.

Aquí está RED CAPITAL. Esperamos acompañarte, ser tus cómplices, compartir contigo los lugares, las personas, las historias de la Ciudad de México y su zona conurbada, convertirnos en un oasis de frescura que te haga voltear a ver la belleza por la que diario transitas y que, por un millón de razones, no te has dado cuenta que existe.

Y es por ello que elegimos a Susana Zabaleta como nuestra madrina en este primer número. Porque es una mujer culta, estudiosa, trabajadora, inteligente, con gran responsabilidad social, que dice las cosas como las piensa, que encuentra en el arte una de las tantas opciones que tenemos para sobrevivir en este mundo y que ve en el arte una de las tablas de salvación que tenemos los capitalinos, los mexicanos y la humanidad en su conjunto para subir un peldaño más en nuestro desarrollo.

Suena iluso. Sí. Pero ¿acaso no te gustaría una ciudad en que hubiera más guitarras que pistolas? ¿donde pudieras caminar a cualquier hora del día o de la noche sin miedo? ¿donde convivieras con tus vecinos, amigos o familia en una representación teatral o en una exposición de arte? ¿donde tus hijos jugaran con tu perro en un parque limpio y tranquilo?
Suena utópico. Sí. Pero ¿no te has cansado de escuchar en la radio siempre la misma música? ¿de ver en la televisión siempre las mismas historias? ¿de leer en los periódicos siempre las mismas malas noticias?

“Es que no hay más”, puedes decir. Te tenemos buenas nuevas: ¡sí hay muchísimo más! y te invitamos a que lo descubras junto con nosotros.

“A mí me da muchísima tristeza esto que se da en las redes sociales. Todo mundo se queja, pero me pregunto ¿qué hacen para mejorar este país, qué hacen para mejorar sus cuerpos, sus mentes, sus almas? yo creo que habría que hacer más y quejarse menos”, expresa Susana Zabaleta en la entrevista exclusiva que nos concedió para este primer número de RED CAPITAL.

Y porque se trata de hacer más y de quejarse menos, hemos creado RED CAPITAL y por ello lo hacemos llegar a ti de manera gratuita. Porque creemos que ya hay demasiadas publicaciones que usan el escándalo, el morbo y la mentira para vender ejemplares, promover la ignorancia y manchar conciencias. Nosotros no necesitamos de eso. Nosotros queremos darte información que te ayude a ampliar tus horizontes, a crecer como persona y a convivir con tus paisanos capitalinos.

No se trata de pensar que la vida es color de rosa. No lo es. Pero aquí estamos. “Aquí nos tocó vivir”, como escribió Carlos Fuentes en La región más transparente, que cada vez es menos transparente, pero que aún así es un sitio maravilloso que debemos y queremos redescubrir… y vivir.

Ismael Frausto
Director Editorial