La CDMX tiene sed: carísima, el agua del Cutzamala

0
187

Estamos próximos a sufrir el corte de agua más prolongado que recordemos debido a la reparación de un enorme tubo del Sistema Cutzamala, uno de los principales proveedores del vital líquido para la Ciudad de México y municipios conurbados del Estado de México.

Pero lo que no sabemos es que el agua que nos llega desde la cuenca del Cutzamala tiene un precio elevadísimo: 20 pesos el metro cúbico, que a nosotros nos cobran en 8, por lo que debe subsidiarse.

De acuerdo con el especialista Manuel Perló Cohen, miembro de la Academia Mexicana de Ciencias  (AMC), el sistema de aguas de la CDMX opera con grandes pérdidas y subsidios. El costo anual es de 7 mil 692 millones de pesos, pero se recaudan 2 mil 200 millones de pesos. La consecuencia de este déficit es que no se dan los suficientes recursos para el mantenimiento del sistema. Perló Cohen estima que se deberían invertir al menos 3 mil millones de pesos al año para que su funcionamiento sea el correcto.

El precio que cada persona debería pagar varía, dependiendo de donde venga el recurso hídrico —de pozo, de Chiconautla o distintos subsistemas, algunos superficiales, otros subterráneos—, pero el agua más costosa es la del Sistema Cutzamala, con un precio de 20 pesos el metro cúbico aproximadamente, pero el costo al usuario es de ocho pesos. El subsidio es de más del 100 por ciento de su precio real.

Además, dice, es urgente trabajar en temas como la captación y almacenamiento de agua de lluvia y reinyectar agua a los acuíferos de la Ciudad de México con la misma agua de lluvia debidamente controlada, monitoreada y desinfectada para no tener que depender de la importación del recurso hídrico de los estados de Michoacán y Estado de México —donde se encuentra el Sistema Cutzamala con 10 mil 600 kilómetros de extensión y 14 municipios con un aumento demográfico considerable que demanda agua para desempeñar sus actividades—.

El promedio del caudal total de 2006 a 2012 fue de casi 14 mil 580 litros por segundo, de los cuales se fueron 5.5 m³ al Edomex y 9.03 m³ a la CDMX, y aunque aumente la demanda por el crecimiento poblacional, no ocurre lo mismo con el agua, cuyo volumen es fijo.

Los efectos del cambio climático ocasionarán una posible disminución en la captación de las presas entre 10 y 17%. “Vamos a tener menos agua además de las obras de mantenimiento que son necesarias y se tienen que hacer”, sostiene Manuel Perló.

NO COMMENTS