La CDMX seguirá en semáforo rojo hasta el 15 de junio

0
527
views

El gobierno de la Ciudad de México presentó el plan gradual de regreso a la nueva normalidad en la capital, que prevé el reinicio de algunas actividades el 15 de junio, de acuerdo con la implementación de un semáforo epidemiológico.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que dicho semáforo en rojo podrá cambiar a color naranja dependiendo de la ocupación de camas en los hospitales que atienden pacientes con Covid-19 en la ciudad.

Sheinbaum Pardo agregó que se integrarán nuevas actividades productivas esenciales el 1 de junio, entre ellas la construcción, la minería, la fabricación de productos de transporte y la producción de cerveza, las cuales deberán seguir protocolos de salud pública como la distribución de empleados y señalizaciones, entre otras.

Algunos parques también serán reabiertos al 30% de su capacidad para que los capitalinos puedan salir a hacer ejercicio al aire libre.

El programa Hoy No Circula se mantendrá hasta que el semáforo esté en color naranja y al menos hasta septiembre habrá horarios y días de trabajo escalonados.

En relación al regreso a clases, Claudia Sheinbaum señaló que podría darse hasta agosto, a pesar de que el 15 de junio se pueda pasar de semáforo rojo a naranja.

Actividades de acuerdo al color del semáforo epidemiológico:

Rojo: continuarán las actividades esenciales que no cerraron y se integrará construcción, minería, fabricación de equipo de transporte, venta de bicicletas y producción de cerveza. Parques abrirán con un 30 por ciento de aforo

Naranja
Horarios y días de trabajo escalonados en esquema 4×10.
Apertura de restaurantes y hoteles con 30 por ciento de aforo.
Servicios religiosos con el 30 por ciento de aforo.
Cines y teatros al 50 por ciento.
Micro y pequeños negocios con menos de 30 empleados.
Eventos deportivos sin público y con pruebas de los deportistas.
Parques al 30 por ciento de aforo.

Habrá pruebas masivas

La jefa de Gobierno anunció que entre las medidas de salud a implementar está la realización de pruebas masivas de COVID-19 en CDMX. Además, se planea ya una ampliación de la vigilancia epidemiológica para monitorear a las personas pertenecientes a la población vulnerable.