Iván Terrazas es la personificación de un jugador modelo de beisbol: buen bateador, buen fildeador; aporta entrega y liderazgo, virtudes que lo han convertido en el capitán y jugador insignia de los Diablos Rojos del México.

Sin embargo, Terrazas tiene otra faceta. Fuera de los diamantes, es un entregado padre de familia al que su hija adolescente califica como “chavorruco”. Un individuo que gusta de la cerveza artesanal, asistir a conciertos y viajar a la playa, a la vez de que se mantiene en contacto con sus amigos y fans vía Facebook y Twitter.

Iván es, también, un diablo que viste a la moda.

IVÁN TERRAZAS. Es el capitán y jugador insignia de los Diablos Rojos del México. (FOTOS: Eduardo Trillo)

“Bienvenidos, me da mucho gusto que se acerquen para platicar acerca de los Diablos Rojos”, expresa Terrazas a las puertas del estadio Fray Nano, actual casa de la novena escarlata, ubicada al oriente de la CDMX.

EL CAPITÁN TERRAZAS
Nombre completo: Iván Martín Terrazas
Fecha nacimiento: 11 de noviembre de 1983
Edad: 33 años
Lugar de nacimiento: Ciudad de México
Posición: Jardinero derecho
Batea: Zurdo
Lanza: Derecho
Número: 4
Twitter:  @elivanterrazas
Facebook: Ivan Terrazas

Para esta ocasión Iván cambia la franela blanca con letras rojas del equipo por un implacable traje azul obscuro, combinado con una camisa clara y lisa. Opta por no portar corbata.

Deja en el vestidor los spikes y calza unos impecables zapatos de piel color café  del mismo tono que el cinturón de hebilla cuadrada.

Terrazas decide dejar colgada la gorra para lucir un estilizado corte de cabello corto y gafas obscuras, todo para  conversar con Red Capital y mostrar una faceta poco conocida de su personalidad y relatar la experiencia de asistir al parque de beisbol.

“Invito hasta a los que no saben de beisbol, o saben muy poquito, a que vengan a ver  al equipo más ganador de todas las ligas profesionales en México y que orgullosamente representa a la capital”. 

DIFERENTE A CUALQUIER OTRO DEPORTE

Una gran fotografía de cinco metros de largo y ancho con la cara de Terrazas forma parte de la decoración del estadio Fray Nano.

A pesar de que la biografía  de Iván en la página oficial del equipo lo describe como “Jugador insignia de Diablos Rojos del México”, Terrazas desborda amabilidad mientras camina rumbo al campo. Reparte a todo con el que se cruza una sonrisa acompañado de un  “buenas tardes”.

Las razones por las que que Terrazas te invita al Fray Nano:

1.Ver jugar a los Diablos Rojos, la franquicia profesional deportiva más ganadora en México.

2.El ambiente en la tribuna: las porras, la música y la empatía que genera el beisbol.

3.Conocer a Rocko, la mascota de los Diablos, una de las mejores de la LMB.

4.El área de comida, en donde están los clásicos tacos de cochinita o deliciosas alitas.

5.Visitar la tienda de los Diablos Rojos, la cual tiene todo tipo de artículos oficiales del equipo.

“Los Diablos son como una segunda familia. Hay gran ambiente en la organización y también entre los jugadores”, relata Iván, mientras posa para la sesión fotográfica. El sol primaveral cae a plomo en la colonia Balbuena. El hedor a césped húmedo acompaña la plática en el jardín izquierdo.

—La armonía que describes en el equipo ¿también se trasmite a los aficionados en la tribuna?

— Yo creo la gente si lo percibe. Es increíble la cantidad de fotos que nos mandan por Facebook y Twitter de los momentos en que nos captan bromeando en el dugout. Nos dicen “se ve que sufren mucho” o cosas por el estilo— responde Terrazas.

— La cercanía que brinda este estadio con las gradas lo propicia ¿no?

— Definitivamente. Antes, cuando estábamos en el Foro Sol, no podías convivir con los fans. Ahora, acá, en el Fray Nano, es distinto. Escuchas los comentarios, los gritos de asombro de la gente. Y en sentido contrario ellos nos escuchan cuando celebramos o reclamamos.

— ¿Y que otros elementos crees que hacen diferente la experiencia de venir a presenciar un juego de beisbol?

— Primero que todo, en deportivo, invito a la gente que no sabe nada de beisbol a que vean jugar al equipo con más títulos en los deportes profesionales en México. Los Diablos Rojos es una organización modelo y ganadora.

El tono de voz de Iván es claro. En ciertas frases se delata en el tono la raíz sinaloense de su familia paterna. Enfatiza:

“Les diría que se den una vuelta.  A mi me encanta este estadio. El ambiente que hay aquí, es un ambiente familiar. Todo mundo puede estar aquí, los niños, los abuelitos, y se la van a pasar muy bien. El área gastronómica, el ambiente que genera la música. También, si te gusta, te puedes tomar una cerveza”.

De hecho, resalta Terrazas, la comida es una de las atracciones más grandes vinculadas al beisbol: “con decirte que hay gente que sólo viene a eso: nomás vienen, comen y luego se van.

EL PELOTERO tiene un negocio de comida en las instalaciones del Fray Nano. (FOTOS: Eduardo Trillo)

Sin embargo, en el beisbol se viven otras experiencias. Algunas de ellas muy singulares: “es bonito venir a convivir con la gente de las porras. Aquí han habido personas que no se conocían y nomás por el hecho de sentarse uno al lado del otro todos los días de la temporada forjan amistades grandes”.

De tan cercana que es la conexión, Terrazas relata que él mismo se hizo amigo de uno de los asistentes más habituales al parque:

“Hay un muchacho que es aficionado a los Diablos desde el tiempo en que jugábamos en el Parque del Seguro Social, o sea ya tiene muchos años. Cuando estábamos en el Foro Sol, que fue nuestra siguiente casa, era muy difícil convivir con la gente porque estábamos muy separados de ellos.

“Entonces a este muchacho lo vine a conocer aquí, en el Fray Nano. Y hemos hecho una amistad que no te imaginas. ya hasta lo invité a mi casa”, relata Terrazas.

DIABLO, PAPÁ, CHAVORRUCO Y HASTA EMPRESARIO

Terrazas es un enamorado del juego de pelota. Y no lo oculta. Asegura que desde niño se propuso seguir los pasos de su papá, Martín Terrazas, quien jugó como catcher con los Tigres, entonces capitalinos.

TERRAZAS EN CIFRAS

2 TÍTULOS
ganados con los Diablos Rojos (2008 y 2014)

10 TEMPORADAS
con la novena capitalina 

2006 CAMPAÑA 
en que ganó el premio a Novato del Año

2015 AÑO
en que es nombrado capitán de los lucíferes

Pero al salir del parque tiene muchas otros intereses, lo cuales lo vinculan con el mundo más allá del beisbol.

“Me casé muy joven y muy pronto fui papá. Tengo dos hijos: Daniela Aymee, de 15 años, e Iván, que tiene 8. Ella me dice que soy un chavorruco”, platica entre risas Terrazas, quien en noviembre cumplirá 34 años.

“Mis hijos nos conectan con el mundo y nos hacen que vayamos a conciertos, a centros comerciales. En general soy muy de estar con mi familia”, agrega el jugador escarlata.

Iván acepta ser muy “chismoso” y que por eso le gusta el mundo de las redes sociales, aunque sabe de sus alcances: Me gusta mucho interactuar con la gente, se podría decir que soy muy chismoso, pero también las uso con responsabilidad. Es un arma de dos filos y por eso también les enseñó a mis hijos que lo usen responsablemente. Pero en general si me gusta usarlo mucho, informarme y a su vez informar a la gente”.

Más allá de eso, cuando no es pelotero, padre, ni internauta, Terrazas también ha emprendido la aventura empresarial, nada menos que en el área de la comida en un negocio que maneja al lado de su esposa.

ADIÓS AL FRAY NANO

Los Diablos Rojos jugarán su ultima temporada en el estadio Fray Nano y para el arranque de la temporada 2018 se mudarán a su nueva y flamante casa, la cual también estará al oriente de la ciudad y tendrá un costo de 90 millones de dólares. “Será el mejor parque de beisbol en América Latina”, aseguró Terrazas.

“Tenemos un pequeño negocio en el área de comida del Fray Nano, se llama Home Plate Wings. La idea se dio cuando el equipo se mudó a este estadio. Primero estábamos un poco renuentes, pero a dos años de abrirlo, hemos tenido una gran respuesta de la gente, ya nos identifican y nos dan el favor de su preferencia”, agrega Terrazas.

De tan bien que les ha ido en esta aventura, el hermano de Iván, Julio César, también abrió una franquicia en las instalaciones del Fray Nano. “Él vende flautas ahogadas. Su negocio se llama Mistermex y es muy padre lo que se ha formado porque ya hasta organizamos un partido de beisbol entre sus clientes contra mis clientes”.

La entrevista agoniza, pero no la amabilidad de Iván. Relata que está muy ilusionado con la ofensiva que presentarán los Diablos en la temporada, pero le preocupa el pitcheo: “vamos a sufrir al principio”.

Una ultima foto de la sesión capta a Terrazas ya con el saco en la mano, la usanza de un oficinista que se retira de su lugar de trabajo.

Iván se despide, pero reitera que, a los que acepten su invitación de asistir al parque, será como si entraran al infierno, con la diferencia que será un pase a un averno cool…

NO COMMENTS