Flor Amargo, una artista forjada en las calles

La cantautora creadora del katartic pop es un personaje capitalino que ha hecho del Metro su escenario

0
2351
SENTIMIENTO URBANO. La cantante transita del jazz al funk o bossa nova.

“Flor Amargo busca llegar a más corazones de las calles, todos los escenarios posibles son buenos porque cada corazón, cada persona, es una escenario para mí”, responde la cantante tras una de sus tantas presentaciones en las instalaciones del Metro.

En esta ocasión su escenario fue el Museo del Metro que se localiza en la estación Mixcoac, ante un nutrido público integrado por fanáticos y usuarios atraídos por las rimas y melodías que produce en su teclado.

“Quiero ser una artista callejera con todo orgullo y llevar la bandera del arte callejero y urbano hasta donde el universo me deje, que sepan que un artista se hace gracias a su público”

Maite Carballo, mejor conocida como Flor Amargo, toca el piano desde los seis años y ha tenido trabajos, desde vendedora de quesadillas, mangos y sangrías, hasta cantante en los camiones, algo que cuenta con orgullo ya que, asegura, fue eso lo que le ayudó, a descubrir el katartic pop, género que mezcla el jazz, funk o bossa nova, y que le permite transmitir su sentir y revelar su verdadero yo.

“Después de estar en una disquera regresé a las calles de la ciudad y estando en las calles me pregunté, ‘¿por qué seguir un ritmo o género?’ Y se me ocurrió mezclar jazz, bossa nova, cumbia, salsa y otros géneros, yo podía hacer todo con mis diez dedos, tenía diez músicos a mi disposición y así creé la música katartica, el katartic pop”, cuenta Amargo.

A pesar de su creciente fama, apoyada en redes sociales y presentaciones en televisión, la cantante se presenta con frecuencia en el Metro, que ya se ha vuelto en su segunda casa pues realiza conciertos en diferentes estaciones.

Confiesa también que es en los pasillos del Metro donde ha encontrado cercanía con el público, a tal grado que del  recibe críticas sinceras e inspiración para componer.

EL METRO es su escenario.

“Todo empezó con una invitación para un aniversario del Metro en la Glorieta de Insurgentes, a partir de ahí me dieron la oportunidad de tocar en más estaciones, y de una de mis presentaciones alguien subió un video (a YouTube) que se hizo viral como ‘la pianista loca del Metro’; en una semana subí de 30 mil a 80 mil seguidores (en redes sociales)”.

El éxito cosechado ha llevado a Flor a tocar en grandes escenarios de la capital como el Zócalo, el Teatro Metropólitan o el Auditorio Nacional, aunque “nunca he encontrado lo que sí en el Metro, por eso este es un escenario sagrado al cual le voy a estar agradecida toda mi vida”.

Después de picar piedra durante 10 años, la mexiquense está convencida de que el sueño apenas comienza y entre sus metas está crear su propio sello discográfico para ayudar a nuevos talentos, aunque no sean musicales necesariamente.

$5.00 cuesta un concierto de Flor Amargo, un boleto del metro.

“Mi único afán en la música es poder ayudar a los demás, ser un medio por el cual puedan otros artistas salir adelante. Yo sé lo difícil que es: me han bajado de escenarios y he pasado por muchas cosas; me gustaría que alguien que va empezando sepa que hay oportunidad, que los sueños se realizan y que el éxito sí llega con mucho trabajo y dedicación”, detalla.

Mientras Flor Amargo se prepara para nuevos retos, es muy posible que la veas en alguna estación haciendo lo que más le gusta con el fin de que disfrutes tu viaje en el Metro.

NO COMMENTS