Este viernes se estrena Ingobernable, la serie que estelariza Kate del Castillo interpretando a la Primera Dama de México.

En esta coproducción Argos-Netflix, la actriz Eréndira Ibarra da vida a la jefa del gabinete del presidente de la República, un cargo con gran responsabilidad, muchísimo poder, traiciones, engaños y cúmulos de emociones… algo parecido a la realidad de la política.

“La serie trata de esta lucha de poder de las esferas desde lo militar, lo empresarial y lo político, cómo la sociedad y las mujeres quedan con daños colaterales”, dice Eréndira en entrevista exclusiva con RED CAPITAL.

– ¿Es un retrato de lo que sucede en México?
– Sí, tiene mucho el sentido de lo que conocemos de Argos pero no tanto como lo hicimos en Infames o en Las Aparicio, por las necesidades de producción de una serie como Ingobernable que es más mucho más parecida a la calidad de Capadocia y demás, pero sí habla de lo que somos los mexicanos y de cómo la sociedad se pierde en esta lucha de poder. Esto es latente en México pero también en Venezuela, Argentina, muchas partes de Latinoamérica o incluso Estados Unidos.

– Claro, finalmente los modelos se repiten en las democracias…
Eréndira interrumpe la pregunta: “democracia entre comillas”.

10
años de carrera tiene Eréndira Ibarra, siempre trabajando con su familia

120
países son donde estará disponible Ingobernable en la plataforma de Netflix

ES LA JEFA DE JEFAS

En Ingobernable, Eréndira da vida a Ana Vargas, la segunda mujer más poderosa del país, después de la primera dama que interpreta Kate del Castillo.

“Soy la versión mexicana del chief of staff estadounidense, o sea la encargada del gabinete del presidente de México, soy la segunda mujer al mando. Está su esposa y luego yo. Organizo su agenda, trato de mantenerlo en contacto con la gente necesaria, trabajo con todo su gabinete y me aseguro que las cosas sucedan como deben de suceder.

“Pero es un personaje muy complejo que nunca vas a conocer bien. A mí me gustó mucho cuando una de las guionistas me dijo ‘me encanta que tu personaje siempre sientes que te está escondiendo algo’ y esa es la realidad de Ana Vargas: siempre está escondiendo algo, no tiene una agenda secreta, tiene varias. Es una chava que creció entre Estados Unidos y México, que tiene problemas de autoestima y sin embargo tiene mucho poder”.

8 meses y medio tiene Eréndira Ibarra de embarazo.

– Como regularmente sucede con los políticos de verdad…
“¡Exacto! así es un poco el juego. Es lo curioso de la política en cualquier parte del mundo que tú crees que el servicio público es una vocación, como debería ser, pero ya al momento de entrar a lo más profundo, te das cuenta que en realidad los políticos están ahí porque les conviene, porque les gusta el negocio y no por una vocación de servicio público, que es justamente lo que nos está dañando como sociedad.

– Y hablando de los problemas de autoestima de tu personaje, seguramente también muchos políticos tienen serios problemas emocionales que repercuten en su trabajo ¿no?
“Es justamente donde nos llevan a nosotros entre las patas. Vemos a políticos que tienen problemas de autoestima que tienen que comprarse carros cada vez más grandes, invertir en cosas que los hacen elevarse como ‘hombres’, pero al final lo están haciendo con dinero del erario público, o sea estos problemas permiten que ellos se desarrollen como seres todavía más corruptos de lo que uno pensaría”.

– Y hablando de los problemas de autoestima de tu personaje, seguramente también muchos políticos tienen serios problemas emocionales que repercuten en su trabajo ¿no?
“Es justamente donde nos llevan a nosotros entre las patas. Vemos a políticos que tienen problemas de autoestima que tienen que comprarse carros cada vez más grandes, invertir en cosas que los hacen elevarse como ‘hombres’, pero al final lo están haciendo con dinero del erario público, o sea estos problemas permiten que ellos se desarrollen como seres todavía más corruptos de lo que uno pensaría”.

– Y finalmente llegan a la soledad de sus casas y no son felices.
“¡Por supuesto! y eso es algo que a mí me encanta de mi personaje. Cuando la llegues a ver en su soledad, cuando la llegues a ver en su casa, te das cuenta que no la conoces en los pasillos de Los Pinos. O sea, ella en su casa es un ser totalmente distinto al que es en su trabajo”.

“Con Ingobernable estamos levantando un espejo ante la sociedad, ante nosotros mismos, exponiéndonos de la forma en la que realmente somos”

– ¿Ingobernable es un espejo de la realidad?
“Sí, por eso me encanta. Estamos levantando un espejo ante la sociedad, ante nosotros mismos, exponiéndonos de la forma en la que realmente somos, con la barra un poco más alta pues es la barra de Netflix Internacional que implica muchísimo a nivel proyección y calidad.

“Ellos (Netflix) meten mano en todo y están muy al tanto de los procesos, que es algo que también se goza mucho. Nosotros (Argos) hemos trabajado así pero con Netflix es especial porque aparte la serie va a salir en tantos países que rompes barreras. Ahorita que se están construyendo muros o que hay intenciones de construirlos, Netflix llega y los parte”.

‘NO JUZGUEMOS A KATE DEL CASTILLO’

La llegada de Ingobernable a las pantallas de Netflix se da en una coyuntura especial para la protagonista Kate del Castillo, pues a pesar de que la Procuraduría General de Justicia (PGR) canceló la orden de presentación emitida en su contra por sus encuentros con el narcotraficante Joaquín Chapo Guzmán, la actriz no estuvo en México para la presentación de la serie, pues no confía en la justicia mexicana.

Al respecto, Eréndira Ibarra pide que no se juzgue a la ligera a su compañera de trabajo.
“Creo que todo mundo se tiene que hacer responsable de sus actos, de las decisiones que toma a lo largo de sus vidas. Yo no juzgo. No sé qué hubiera hecho en su lugar. Lo único que sé es que es una mujer muy luchona, que ha hecho mucho por salir adelante. Fue un placer trabajar con ella porque, neta, le echó toda la fibra y todas las ganas del mundo, entonces trabajar con gente que se entrega a ese nivel es una bendición para cualquiera.

“A ver, ¿qué decisiones tomó? ¿cómo la podemos juzgar? ¿tenemos el derecho de hacerlo?¿yo qué hubiera hecho si hubiera tenido la misma oportunidad? pues no sé. Por eso yo prefiero no juzgarla, prefiero disfrutar trabajar con ella porque la he admirado desde hace mucho y también aprender de la experiencia que tuvo porque es una experiencia única”.

– Finalmente la decisión de Kate de no venir a México también responde un poco a la desconfianza a las autoridades porque no sabes con qué te van a salir.
“Creo que principalmente es eso, y eso es algo que hasta nosotros en nuestro día a día lo estamos viviendo. Lo que le digo a la gente cuando me pregunta ‘¿cómo están las cosas en México?’ es ‘todo está perfecto hasta que se te acercan los policías’. Yo puedo ir por la calle tranquilamente, pero cuando veo una patrulla es cuando me pongo nerviosa… esa es la realidad del país en que vivimos”.

LA TRADICIÓN INGOBERNABLE DE LOS IBARRA

En la televisión mexicana el apellido Ibarra denota producciones comprometidas con la realidad social, alejadas de los cuentos de hadas que tradicionalmente ha entregado la TV.
El productor Epigmenio Ibarra, padre de Eréndira, ha hecho historia con emisiones como Nada personal, Mirada de mujer, Las Aparicio, Infames o Capadocia. Historias crudas, fuertes y, al mismo tiempo, plenas de emociones.

Con Ingobernable, Argos continúa un trabajo integral de la familia Ibarra: Epigmenio produce mientras su hija Natasha escribió el guión y su hija Eréndira actúa en una dinámica que podríamos llamar “negocio familiar”.

Eréndira ríe y acepta: “en realidad siempre lo ha sido. El personaje que yo tenía en Las Aparicio lo escribió y desarrolló mi hermana; en Infames trabajamos muy de la mano también, ‘Casilda’ estaba muy desarrollada por ella y ahora es su primera oportunidad como jefa de escritores de una serie. Entonces para nosotros es muy emocionante, por eso la serie es tan importante porque es una gran oportunidad que nos está abriendo las puertas y lo estamos haciendo de la mano”.

– ¿Está padre trabajar con la familia?
“Es la forma en que más nos gusta trabajar. Mucha gente me decía ‘¿no sientes que la exclusividad con tu familia hace que los demás no te quieran dar chamba en otro lado?’ pero en realidad cuando veo todo lo que se está haciendo, el lugar donde más quiero trabajar es con mi familia. Para mí es una bendición, cuando me llega un guión que escribió mi hermana, yo ya sé exactamente cómo quiere que lo diga. Eso es algo padrísimo, es algo que ni siquiera sé cómo describir”.

NO COMMENTS