Si un grupo de rock mexicano disfruta el éxito en este momento es DLD.

La banda lanza el cuarto sencillo de su aclamado disco Futura y a la par pondrá en el mercado el próximo 29 de julio la reedición del álbum acompañado del DVD de su concierto en el Palacio de los Deportes, una producción que según ellos “tiene un sonidazo brutal”.

El trío sateluco es una de las agrupaciones mexicanas con mayor número de presentaciones, más seguidores y mayor aceptación de los patrocinadores, lo que los ha hecho conscientes de su responsabilidad como músicos al ser un modelo a seguir para muchos y, aunque disfrutan de su éxito, también añoran esos días de vagancia por Ciudad Satélite sin más preocupaciones que soñar con ser una banda de rock.

“La fama es horrible”, dice el bajista PJ Hansen, mientras toma un café descafeinado para terminar de despertar luego de una tempranera sesión de fotos con RED CAPITAL en la hora pico en las mismísimas Torres de Satélite.

“Yo era un pinche vago, salía en calzones a la calle y ahora sales a cualquier lado y toda la gente te ve, te saluda y pues tú ni los conoces… A veces en Internet simplemente te agreden por cualquier cosa y luego cuando paseas la gente siente que tu vida les pertenece.
“A lo mejor hay personas que disfrutan de la fama, pero a mí nunca me importó eso y de repente que te pase cuando eras un simple vago de la calle… Eres como un Changoleón que le das poder. Yo antes podía estar afuera de la casa, en la banqueta con mi chelota chupando con mis cuates y ahora tengo que estar acá (portándome bien, en un restaurante de Plaza Satélite). La fama no me interesa para nada”, añade.

El vocalista Paco Familiar no está muy de acuerdo con la percepción de su compañero de grupo: “Yo creo que de lo que hablaba PJ para mí es un pro, la gente se acerca, reconoce tu trabajo y siempre se agradece el cariño de la banda. Creo que nosotros pasamos mucho tiempo tratando de demostrar algo para poder estar en un cierto nivel o para poder seguir tocando.

“Al principio, si no eras desenfadado nadie te pelaba porque como banda de rock llevas ciertas prerrogativas y obligaciones que es ser muy irreverente, echar la mayor cantidad de relajo posible antes de desmayarte de las borracheras, creo que eso era lo que la gente esperaba de una banda de rock aunque no tuviera nada qué decir, entonces cuando DLD nace tratando de dar un mensaje un poquito más elaborado la gente comienza a escucharlo y le gusta el ritmo, le gusta el acompañamiento, le gustan los arreglos y de ahí ya empezamos, pero siempre había que demostrar algo, había que codearse con alguien y, desgraciadamente, así funciona, así es como esto camina y cansa, así que ahorita que llegamos a esa etapa donde ya creemos que no tenemos la necesidad de demostrarle nada a nadie es cuando ya vienen los discos buenos, donde puedes trabajar más libremente, ya no tienes esa liga o donde ya no tienes que ser tan complaciente con tu arte”.

‘HIPPIES SIN FUTURO’

Desde muy jóvenes Erick Neville, Paco Familiar y Edgar PJ Hansen sabían que dedicarían su vida al rock, lo que no complacía del todo a sus novias y, sobre todo, a los papás de sus novias.

“Hubo chavas que me dejaron con el anillo de compromiso”, recuerda Paco. “Queríamos tener un rumbo en la vida, pero el hecho de que te vieran decidido a hacerla en este negocio, te veían como un hippie sin futuro y hasta la fecha muchos padres ven así a sus hijos que se quieren dedicar a la música, no le ven por dónde y dicen que no es para todos… y no están tan errados, el porcentaje de éxito en esto es mínimo y por eso nosotros tratamos de disfrutar mucho lo que hacemos”.

Y, efectivamente, puede ser que los papás tengan razón al no dejar a sus hijas andar con músicos de rock, remata el guitarrista Erik Neville: “en México el rock no es uno de los géneros musicales más vendidos, es de los menos comerciales, pero siempre hay peores circunstancias: nuestros compañeros que tocan jazz ¡no manches! se las ven negras y son unos musicazos. Les va mal económicamente porque no hay dónde tocar, porque no hay lana”.

“Es algo tan irónico, que los mejores músicos a veces o los que poseen todo el talento, como no tienen el estómago para hacer cosas sin calidad, a veces no entras en ese rubro del mainstream. Es muy irónico, aquí pareciera que el que menos sabe de música, el que hace las canciones más simples, más sencillas, y el que echa más relajo es al que mejor le va”, añade Familiar.

ROCKSTARS CON CONCIENCIA

Los integrantes de DLD muestran su preocupación por el pobre contenido lírico y musical de la mayoría de las canciones que escuchan los jóvenes y en general por la escasa demanda cultural de la población.

“Ya cada vez nos da más flojera leer. Esa es la verdad. Con el flujo de información cada vez más gráfica, entonces imagínate si en México la lectura promedio era de medio libro al año, ahorita la gente prefiere enterarse de las noticias por memes en lugar de leer la nota. ¿Qué pasa? que nuestro léxico se va mermando considerablemente y tu responsabilidad como escritor, cuando compones una letra, es tener una gama de palabras a tu disposición que te permita estructurar el mensaje conciso, que te deje imprimir el mensaje correcto”, explica Paco.

“Mucha gente no sabe el significado de muchas palabras o no las conoce, entonces eso se refleja en todo, se va sintiendo esa falta de esos hábitos de lectura y ¿qué va a pasar después? terminamos oyendo “ven Mami, ven y párame el taxi…”

“También se vale que haya de todo”, interviene Erik. “No tiene que ser todo tan serio, tan formal. Se vale que haya una canción divertida, porque siempre ha existido, para bailar, para divertirte, más desenfadado. Sí se vale, el problema está en que no se pierda la otra parte”.

Para Neville “la definición de música se ha perdido porque hay mucha gente que está en esto por fama y no por gusto, no por amor a la música y eso es a lo que yo no le veo valor. Es muy detectable, es muy evidente. Y es ahí donde a mí sí me lastima como músico. Sí llega a ser un poco frustrante ver gente que no tiene absolutamente nada de talento reventando y vendiendo millones y son personas que nunca se han preocupado por la música, ni les importa, están ahí nada más porque quieren ser famosos, por las luces, por las chicas, por todo eso que piensan que es el rock”.

Pero, a final de cuentas, el rock conlleva ese estilo de vida.

ERIK – SÍ, el reventón va de la mano del rock and roll. De alguna manera los valores del rock, son tipos con identidad, que hacen lo que quieren. Esa es la esencia: la libertad. No importa si eres doctor, escritor o rockero, puedes ser un rockstar, una persona que realmente hace las cosas a su manera.

PJ – Hacer las cosas a tu manera, pero siempre con conciencia.

ERIK – No puedes ser irresponsable si haces las cosas a tu manera. Si me gusta beber una cerveza pues obvio no lo voy a hacer enfrente de un niño o no voy a decirle a todo mundo que tome alcohol. Es donde tienes que ser responsable.

PACO – Sabemos que hay gente de 20 años que nos ve como una historia que quisieran vivir o que quisieran experimentar y creo que de parte nuestra es socialmente responsable decir cuáles son los pros y los contras de dedicarte a esto y cuáles son las demandas de una carrera si es que la escoges en este rubro, que sepan que no es fácil. Son varios filtros los que te pone la vida para poder concretar un proyecto de estos. Nosotros sabíamos desde el día uno lo que queríamos y cómo lo íbamos a obtener, fuimos aprendiendo, improvisando, estudiando, ensayando a prueba y error, equivocándonos un montón de veces, te equivocas y tomas malas decisiones y aprendes de eso, pero es parte del proceso. Hay mucha gente que no pasa esos filtros.

BALADA Y DVD

A un año de haber lanzado Futura, su sexto álbum de estudio, DLD cierra el ciclo con el cuarto sencillo de este disco, El mapa de tus ojos, una exquisita balada a ritmo de vals.

Asimismo, el próximo 29 de julio saldrá a la venta la reedición de Futura que incluye el DVD del concierto que ofrecieron el año pasado en el Palacio de los Deportes, el cual “tiene un sonidazo brutal. Si lo pones en 5.1 o 7.1 vas a sentir los trancazos pero de verdad”, afirma PJ y Erik agrega: “quedó tan fregón que cuando lo veas, vas a querer estar en un concierto de nosotros, así de simple”.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY