¡No te quedes sin datos!

0
3169
views

No importa que te quedes sin saldo para hacer llamadas o enviar mensajes de texto, la verdadera crisis actual viene cuando nos quedamos sin datos en nuestros smartphones para poder navegar en Internet o utilizar las decenas, o quizás cientos, de aplicaciones que tenemos instaladas en nuestros celulares y que requieren de una conexión a la red para funcionar de manera adecuada.

Y es que si hace unos años contábamos los segundos de nuestras llamadas para cuidar cada peso de nuestro saldo, ahora es necesario estar al tanto de cuántos datos consumimos enviando mensajes, cuántos datos revisando Facebook o cuántos megas consumimos mientras vemos esa divertida infografía en forma de GIF o leemos ese interesante artículo que encontramos en Twitter.

Es por eso que, para que no se te acaben los datos y tengas que estar gastando dinero en recargas , aquí te dejamos 5 sencillos tips con los cuales puedes extender la vida de tus megas y cuidar un poco a tu cartera.

CONÉCTATE A UNA RED WI-FI

En casas, oficinas, restaurantes o cafeterías, que no te dé pena pedir las contraseñas de Internet a los lugares que vayas, recuerda que tendrás mejor velocidad de navegación y, lo mejor de todo, no gastarás tus datos durante el tiempo que estés conectado a estas redes.

DESACTIVA LA DESCARGA AUTOMÁTICA DE CONTENIDO MULTIMEDIA

Por default, apps como WhatsApp, Twitter o Facebook tienen habilitada la opción de descargar contenido multimedia (imágenes, audio o videos). Desactívala desde “Configuración” y si quieres descargar ese contenido, hazlo de manera manual cada que te llegue una foto, video o audio.

APAGA TUS DATOS DE VEZ EN CUANDO

Cuando viajes en metro, cuando vayas en una carretera o mientras estás en el cine; si vas a pasar un tiempo en el que no podrás contestar o no es seguro que tengas una conexión estable por falta de señal, es mejor desactivar tus datos (además que, de paso, también ahorrarás batería).

NO ACTUALICES TUS APPS CON TUS DATOS

Una de las maravillas de las aplicaciones móviles es que podemos tener siempre la versión más reciente y segura; pero para que eso suceda, se deben de actualizar las apps cada que el desarrollador libere nuevas versiones. Configura tu equipo para que sólo descargue las actualizaciones cuando se esté conectado a una red Wi-Fi, de lo contrario se irán descargando y consumiendo tus datos de una manera voraz.

ACTIVA EL RESPALDO DE CONTENIDO SÓLO CON WI-FI

Apps como Google Drive, iCloud, SkyDrive o Dropbox pueden ser una maravilla a la hora de respaldar en la nube tus fotos o archivos más preciados; sin embargo, también son grandes consumidoras de datos ya que ocupan Internet para subir todo ese contenido. Afortunadamente, estas apps tienen la opción, en el menú “Configuración”, de que se hagan los respaldos únicamente cuando el smartphone está conectado a redes Wi-Fi y así no consuman tus datos.

CUENTA BIEN CUÁNTOS DATOS GASTAS

Aunque todos los celulares tienen una opción propia de medición de consumo de datos, es recomendable tener una aplicación adicional que haga estas funciones y así puedas tener una idea más real de cuántos datos llevas consumidos desde tu fecha de corte. Las principales operadoras telefónicas tienen sus apps que, además de medir tu consumo, te dicen cuánto has gastado por día, cuánto te queda en total y cuándo es tu fecha de corte. Búscalas en las tiendas de apps como Mi Telcel, Mi AT&T, Mi Movistar MX o Mi Unefon, según tu operadora.

A VECES LO BARATO SALE CARO

No importa si tienes tu smartphone en un plan tarifario o en un sistema de prepago, siempre ten en cuenta un aproximado de cuánto gastas en datos a la semana, quincena o mes y así puedas elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades. A veces es mejor hacer un solo pago que incluya más datos, aunque sea a un costo mayor, que varios pagos chiquitos que, a la larga, terminarán sumando más dinero debido a que abonan muy pocos datos a tu saldo.