Y EL OSCAR ES PARA… ¡TRUMP!

0
688
views

El próximo domingo se realizará la octogésimo novena entrega de los Premios de la Academia, mejor conocidos como los Oscar.

En momentos en que la relación de México con Estados Unidos cada día es más tensa gracias a las políticas xenofóbicas de Donald Trump, una vez más la fiesta grande de Hollywood se vuelve el escaparate perfecto para hacer oír las voces de los mexicanos en la Unión Americana ante millones de personas.

Esta ocasión, la posibilidad de ofrecer un discurso a nombre de los inmigrantes es del cinefotógrafo mexicano Rodrigo Prieto, quien está nominado a mejor fotografía por Silence del genial Martin Scorsese.

No sabemos si Prieto vaya a ganar y se envuelva en la bandera de México para lanzar un mensaje como hizo Alejandro González Iñárritu hace dos años cuando ganó cuatro estatuillas por Birdman y mencionó a los mexicanos que trabajan en Estados Unidos: “Ruego que sean tratados con la misma dignidad y respeto que los que vinieron antes y construyeron esta increíble nación de inmigrantes”.

Segundos antes, el actor estadounidense Sean Penn, al anunciar el premio dijo “¿quién le dio a este son of a bitch la tarjeta verde?”, en alusión al documento de residencia permanente en Estados Unidos.

González Iñárritu le siguió la broma y añadió que el gobierno de Estados Unidos tal vez “le pondrá reglas de inmigración” a la Academia. “¿Dos mexicanos? Eso es sospechoso”, agregó en referencia a su amigo y compatriota Alfonso Cuarón, quien ganó el Oscar en 2014 por Gravity.

En aquella ocasión Donald Trump criticó en Twitter el triunfo de Iñárritu: “fue una gran noche para México, como siempre. En este país, ya saben, todo esto que pasa es ridículo”.

Un año después, el Negro volvió a ganar el Oscar a Mejor Director por El renacido y también aprovechó la plataforma para expresar: “existe gente a la que no escuchan porque en ellos sólo ven el color de la piel. Nos tenemos que liberar de esos prejuicios y lograr que el color de la piel sea algo irrelevante”.

El domingo sería hermoso ver ganar el Oscar a Rodrigo Prieto y dedicarle la estatuilla a Trump. No sé, piénselo. A mí me encantaría ver la cara del presidente de los Estados Unidos de América.
ISMAEL FRAUSTO
Director Editorial