Inicia funciones Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México

0
586
views

En ceremonia solemne inició esta mañana sus funciones la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México que, de acuerdo con la Constitución, sustituye a la ya extinta Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

El propósito de este nuevo organismo es “transformar de manera profunda la procuración de justicia a través de una institución autónoma del Estado que nos pertenezca a todas y todos”.

En presencia de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, se rindieron honores a la bandera y realizó el acto protocolario para investir a la nueva fiscal Ernestina Godoy Ramos.

Esta fiscalía es una institución autónoma del Estado que nos pertenece a todas y a todos, que se ha construido con la participación de la academia, las organizaciones civiles, profesionales del derecho, el poder legislativo y la Asamblea Constituyente, afirmó la recién investida fiscal.

Quien hasta el día de ayer fuera Procuradora General de Justicia de la CDMX recalcó que “la fiscalía es resultado de una construcción democrática y una respuesta a los justos reclamos de una sociedad que exige, grita y se moviliza en demanda de justicia”.

“El desafío que hoy tenemos por delante es enorme y exige un compromiso inquebrantable con la justicia y la honestidad de todas las personas que aquí trabajamos, también requiere del acompañamiento y vigilancia social… Es el momento de transformar desde los cimientos de esta institución para que sea un lugar de confianza y certeza para todas y todos los que habitamos en esta ciudad”, añadió Godoy Ramos.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México fue creada como respuesta a los justos reclamos de una sociedad que exige justicia. “No existe transición democrática exitosa en el mundo sin un combate real y efectivo a la corrupción política y las redes de complicidad criminal”, señaló.

La abogada insistió en que “la Ciudad de México requiere una Fiscalía que se coloque del lado de las víctimas; actúe con perspectiva de género; no discrimine; que mejore la atención y sea eficiente en la recepción de denuncias”.

Y destacó que “la denuncia es una pieza fundamental para combatir la impunidad y para lograr una mejor procuración de justicia, a partir de ellas podremos investigar los delitos y obtener mejor información sobre las tipologías criminales. El desafío de contar con una Fiscalía autónoma, exige un compromiso inquebrantable con la justicia y la honestidad de todas las personas que aquí trabajamos y necesita del acompañamiento y vigilancia de la sociedad”.

“No sería ético ejercer el poder político sin mirar a la comunidad, no sería ético obviar, no mirar y menos aún dejar de denunciar el dispendio, el derroche o no perseguir los actos de corrupción”, concluyó.