El Papalote, paraíso de la educación

Dolores Béistegui, directora general del Museo, considera que éste ha demostrado que aprender es divertido y que la enseñanza ‘a bastonazos’ no funciona

0
1075
views

Justo en un momento en que la educación es uno de los temas de los que más se habla en México y se debate sobre la Reforma Educativa, se reinaugura el Papalote Museo del Niño, un lugar en el que durante 23 años se ha demostrado que el carácter lúdico del aprendizaje es el que mejores resultados tiene y que ha derribado el viejo mito de que “la letra con sangre entra”.

En medio de mil quinientos niños que corren a sus anchas, que brincan desenfrenados, que gritan y que –como dice su lema – tocan, juegan y aprenden, la directora general del museo, Dolores Béistegui, charla con RED CAPITAL sobre este “Paraíso de la Educación”, como se le sugiere en el saludo.

“Así es. Me gusta la idea, me gusta la analogía con la palabra paraíso” –responde entusiasmada-. “La educación abre puertas. El acceso a la educación, al conocimiento, te da las herramientas para desarrollar y construir cualquier sueño.

Miguel Ángel Mancera y Dolores Beistegui
En la apertura del Papalote estuvo presente el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera. (FOTO: Pedro Zamacona)

“Si además lo hace en un entorno estético, amigable, seguro y de diversión, entonces ahí pierdes miedo al aprendizaje y al conocimiento y vas a ir por más. Entonces si pudiéramos tener niños que dijeran ‘¡uf! ¡estoy aprendiendo y esto es divertido y es el Paraíso! otra cosa sería”.

RED CAPITAL – Existe el prejuicio y desde niños aprendemos que la tarea es un castigo…

DOLORES BÉISTEGUI – Es una obligación. Se ve en términos de obligación, no de elección para poder crecer.

Papalote Museo del Niño

Se pierde el aspecto lúdico del aprendizaje ¿no? A los niños mexicanos se nos ha enseñado a no disfrutar del aprendizaje.

DB – Yo creo que eso está cambiando muchísimo en México. Ya las nuevas metodologías, la propia Reforma Educativa plantea la necesidad de desarrollar nuevas competencias y creo que es un hecho que hoy todo mundo sabe que aprender a bastonazos no funciona, no entra en la cabeza.

Conjuntar a la iniciativa privada con las estrategias de Gobierno parece ser el modelo que funciona.

DB – Sí, es decir, sumar. Los recursos del Gobierno no alcanzan en ningún país del mundo, entonces poder sumar a otros actores como es la iniciativa privada, que tiene muchísimo interés en apoyar proyectos de este tipo y también tiene interés en que se sepa que su marca está comprometida con programas de gran relevancia y además de la IP y el Gobierno no hay que olvidar a la sociedad civil. Aquí hay varias fundaciones que han apoyado con recursos muy significativos.

IMG_0912

El inmueble del Museo del Papalote es muy representativo de cómo transformar el entorno para proyectos sustentables porque esto fue una fábrica.

DB – Por supuesto que lo es. Hace muchos años esto fue la fábrica de vidrio de Modelo, una parte, la otra era parte del Bosque de Chapultepec. Había muchas fábricas en la Ciudad de México, en Azcapotzalco estaba la Refinería, y se están saliendo de la capital, dejando espacios que se tienen que volver públicos, accesibles, recreativos. Ese es uno de los grandes retos de la ciudad. Es un sueño: extender el Paraíso.