Trump, un presidente golfista

El golf es la actividad física favorita y uno de los negocios más rentables del presidente de la Unión Americana

0
135
Donald Trump antes que incursionar en la política fue un entusiasta del golf

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, vivió un conflicto a mediados de 2016 con la PGA debido a una de sus tantas declaraciones en contra de los inmigrantes mexicanos.

El tema ganaba realce debido a que Trump es nada menos que un entusiasta practicante del golf y poseedor de más de 10 de campos en la Unión americana, los cuales le generan ganancias millonarias.

@realDonaldTrump ha sido un gran amigo por muchos años. No necesitamos otro político ¡necesitamos un hombre de negocios como Mr. Trump! ”. Dennis Rodman Ex basquetbolista.

El emporio de Trump en el golf también llega al Viejo continente, pues es propietario de campos en Irlanda y Escocia. Por si fuera poco, dentro del mismo universo del golf se reconoce que ha invertido millones de dólares en este deporte, aunque también ha tenido sus problemas, como el retiro de un torneo en uno de sus campos como consecuencia de los comentarios racistas que emite frecuentemente.

AMIGO DE DEPORTISTAS

Durante la campaña presidencial de Trump, el ex basquetbolista Dennis Rodman publicó un tuit de apoyo al entonces candidato republivano: “@realDonaldTrump ha sido un gran amigo por muchos años. No necesitamos otro político ¡necesitamos un hombre de negocios como Mr. Trump! Trump 2016”.

Rodman apareció durante 2013 en un “reality show” de la cadena estadunidese NBC en el que Trump era protagonista: “Celebrity Apprentice”.

Otro fuerte vínculo de Trump con un deportista lo mantiene con Mike Tyson. En 1992, cuando “Iron Mike” fue acusado de violación, el candidato por el Partido Republicano defendió a capa y espada al ex boxeador.

Tyson, ya con la campaña presidencial en marcha, correspondió al apoyo y a los años en que fue la figura de las carteleras boxísticas en los casinos de Trump.

“Probemos algo nuevo. Vamos a gobernar Estados Unidos como un negocio, donde no importa el color “, declaró Tyson a The Huffington Post y agregó que no tenía ningún problema con la controvertida retórica de Trump sobre los latinos y otros grupos étnicos, diciendo: “Es un tipo promedio como todos los demás”.

Probemos algo nuevo. Vamos a gobernar Estados Unidos como un negocio, donde no importa el color ” Mike Tyson Ex boxeador

Quien ha tenido una situación un poco más complicada de explicar es Tom Brady, el emblemático quarterback de los Patriotas de Nueva Inglaterra en la NFL.

Brady, quien fue defendido por Trump de las acusaciones de hacer trampa al manipular el nivel de aire de los ovoides con los que juega en la NFL, no ha respaldado públicamente a Trump, pero tampoco se ha alejado.

Brady fue sorprendido por los medios de comunicación portando una gorra con la frase “Make America Great Again”, frase de campaña de Trump, quien afirma que cuenta con el voto del mariscal de campo.

Otros deportistas que apoyan a Trump son los ex beisbolistas Paul O ́Neil y Jonnhy Damond, el ex jugador de la NFL, Mike Ditka y el CEO de la serie NASCAR, Brian France.

Donald Trump fue dueño de un equipo de futbol americano. Aquí, al lado de Hershell Walker.

LA TEORÍA DE TRUMP SOBRE EL EJERCICIO

“Aparte del golf, él considera que hacer ejercicio es un error, con el argumento de que una persona, como una batería, nace con una cantidad finita de energía”, escribió Evan Osnos en un artículo titulado “How Trump Could Get Fired” (¿Cómo podría Trump ser despedido?), que apareció el 8 de mayo de 2017 en la edición de la revista The New Yorker.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump tiene varias teorías muy heterodoxas sobre política. Pero su hipótesis sobre por qué es malo el ejercicio es la más extraña que he escuchado.

En su libro Trump Revealed (Trump revelado), los periodistas del diario The Washington Post Mike Kranisch y Marc Fisher escribieron de manera más extensa sobre la teoría de la energía de Trump, aquella de la “batería”: “Después de la universidad, luego de que Trump renunciara a sus intereses atléticos personales, llegó a la conclusión de que el tiempo que pasaba jugando deportes era tiempo perdido. Trump creía que batería, con una cantidad finita de energía, que el ejercicio no hace nada más que agotar. Así que no buscó ejercitarse. Cuando supo que John O’Donnell, uno de sus ejecutivos de casino más importantes, entrenaba para la triatlón ‘Ironman’ (Hombre de acero), lo reprendió y le dijo que iba a morir joven por culpa de eso”.

NO COMMENTS