La Muerte Viva se paseó por Reforma

Así se vivió el Gran Desfile de Día de Muertos

0
913
views

Con una gran expectativa, miles de personas se congregaron la tarde del 28 de octubre para iniciar una de las fiestas más sólidas de nuestras tradiciones: la Celebración de Muertos 2017.

A lo largo de 5 kilómetros, desde la Estela de Luz, hasta la Plaza de la Constitución, mexicanos y extranjeros vieron, al filo de las 16:00 horas, el ya tradicional Desfile de Día de Muertos con el que se abre una de las fiestas más atractivas a los ojos del mundo.

La Muerte Viva, primer bloque del Desfile de Celebración de Muertos 2017 estuvo dividido en tres significativos segmentos de nuestra historia de ayer y de hoy a través de un contingente de espectaculares carros alegóricos y más de 300 voluntarios caracterizados como dioses mexicas, danzantes macabros, lloronas, santos difuntos, revolucionarios, catrinas y catrines, entre otros personajes que materializaron el ayer y el ahora de una tradición más viva que nunca, que como tal, ha ido contemporizándose junto de la mano con la sociedad.

México Profundo: Dedicado a la época prehispánica y al ciclo infinito de regeneración, espacio donde cada muerte es un viaje y una apuesta también, tal como lo es la vida misma. Un viaje a la tradicional Casa del Sol, Tlalocan y Mictlán.

México Mestizo: Este segmento ilustró la época de la Colonia, periodo en que llegó el temor a Dios y los conceptos de recompensa o condena eterna, un periodo en donde las tradiciones prehispánicas y la colonia se fusionaron para definir al actual al pueblo mexicano. Las estampas visuales presentaron elementos como: la ofrenda y el panteón, el cielo, el infierno, danzas macabras y monjas coronadas.

México Lindo y Querido: El último segmento de La Muerte Viva, inició con la época de la Revolución Mexicana, la lucha por la tierra, la libertad y la justicia social, para dar paso a un homenaje a José Guadalupe Posada, caricaturista que ilustró el imaginario popular del México contemporáneo. Aquí se vio un salto de creatividad y de los sueños de diversos personajes que conforman nuestra ciudad. Una mirada emotiva al pueblo mexicano, específicamente a la CDMX, ciudad milenaria, ciudad refugio, ciudad creativa y dinámica.

La realización de La Muerte Viva fue realizado por la casa productora mexicana Callejón Salao, integrada por un grupo de creadores, productores y promotores con larga trayectoria y amplia experiencia en la industria cultural, deportiva y de entretenimiento.

Para esta celebración netamente mestiza, surgida a partir de dos potentes horizontes culturales en constante dicotomía y que conforman la esencia cultural de nuestro país: el sincretismo entre la cultura prehispánica y la conquista, el evento también se convirtió en un homenaje a la enorme solidaridad del pueblo mexicano ante el sismo que azotó a la Ciudad de México y diversos estados del país, el pasado 7 y 19 de septiembre.

La segunda parte de este Gran Desfile fue realizado por la productora Anima, Inc y llevó el nombre de “Carnaval de Calaveras”.

Dentro del marco de la “Celebración de Muertos 2017”, también se cuenta con la Ofrenda Monumental y el Foro Musical en el zócalo capitalino.