¡Aguas con la nueva función de Google Maps!

0
1459
views

Hace unos días, Google liberó una actualización de su app Mapas que, aunque pareciera no ser nada del otro mundo ya que no hace grandes modificaciones a su apariencia ni a la manera en la que se usa, resulta que tiene una nueva función que puede ser algo controversial.

Y es que Google agregó en su nueva versión de Mapas para iOS y Android la opción de compartir tu ubicación exacta en tiempo real, lo que significa que habrá personas que podrán ver en qué lugar del mundo te encuentras en ese determinado momento, por dónde caminas y cuánto tiempo estás en dicho lugar.

Para activar esta opción, tendrás que habilitar esta posibilidad en el menú lateral de la app,  después seleccionar con cuál de tus contactos quieres compartir tu ubicación y elegir por cuánto tiempo quieres hacerlo, puedes hacerlo por un intervalo de tiempo que va de los 15 minutos hasta las 72 horas. Si deseas activarlo por más tiempo que tres días, deberás se seleccionar la opción de tiempo permanente, así permanecerá activa todo el tiempo hasta que tú lo decidas.

Esta opción de compartir tu ubicación en tiempo real está pensada para funciones muy específicas en las que es necesario que alguien más sepa en dónde está otra persona con sólo abrir una aplicación, ya sea por motivos de seguridad, logística o cualquier otro caso. Sin embargo, como siempre ocurre, estas opciones se pueden utilizar en cosas que no precisamente tengan buenas intenciones.

Y es que, aunque Google hizo especial énfasis en la seguridad que va a tener esta nueva función al agregar varios filtros, como la habilitación manual, la selección del contacto y el tiempo que estará activa, tampoco resulta imposible pensar que otras personas que cuenten con los conocimientos y recursos necesarios puedan tener acceso a estos datos que estamos generando en tiempo real.

Y es que, aunque uno no lo piense demasiado, la realidad es que todo el tiempo estamos generando información, tanto para el tiempo real como para ir generando un historial, sobre nuestra ubicación a través del teléfono celular, especialmente con apps como Google Maps, Waze, Uber, Swarm o Foursquare que funcionan en gran medida gracias a la nuestra posición actual. Si hacemos check-in en varios puntos de la ciudad durante el día vamos marcando los puntos en los que estuvimos, si usamos Waze o Google Maps para ver indicaciones de cómo llegar a dichos puntos ya dejamos un registro de cómo y por dónde llegamos del punto A al B e, incluso, se puede saber cuánto tiempo tardamos en llegar de uno a otro. Apps como Uber, Cabify o incluso la de EcoBici tienen un historial de cuáles han sido tus trayectos cada que usas sus servicios.

Es por eso que, para que puedas tener un poco más protegida tu seguridad, te recomendamos estos puntos y así estés más tranquilo con respecto a quién conoce o puede saber tu ubicación actual.

REVISA QUÉ APPS USAN TU GPS

Ve al menú Configuración de tu smartphone y en la opción de Ubicación podrás ver qué aplicaciones utilizan el GPS de tu smartphone. Si seleccionas cada app podrás ver a qué funciones del GPS tienen acceso. Si ves que hay apps que no deberían de usar tu ubicación, retira los permisos para que no la pueda usar.

PIENSA ANTES DE COMPARTIR

Puede resultar muy obvio, pero en verdad es un ejercicio de reflexión que cada quien tiene que hacer y preguntarse ¿en verdad es necesario decirle al mundo cada lugar en el que estoy? Recuerda que, una vez que se publica nuestra ubicación en apps como Facebook, Foursquare o Twitter, es casi imposible tener un control de qué personas podrán ver en dónde estamos. ¿En verdad te quieres exhibir de esa manera?

DESACTIVALO Y AHORRA ENERGÍA 

Si de plano no utilizas de manera regular aplicaciones que ocupen tu ubicación, mejor desactiva todo tu GPS y así ninguna app podrá conocer en qué punto del mapa te ubicas. Además de que nadie sabrá en dónde estás, también ahorrarás un poco de batería ya que el GPS consume una buena parte de tu batería al tener que estar encendido y en funcionamiento las 24 horas del día.