Raiders y las dolorosas mudanzas

El recientemente anunciado cambio de sede del equipo negro y plata se une a los capítulos más controvertidos en la historia de la NFL

0
225
Mark Davis, propietario de los Raiders, ignoró el reclamo de muchos de sus fans y se llevó al equipo de Oakland a Las Vegas.

Poseedores de una singular mística, resultado de la combinación que resultó de sus éxitos deportivos y la filosofía de la directiva, los Raiders son uno de los equipos más queridos de NFL por los aficionados de Estados Unidos y un gran porcentaje en México.

Los Raiders, fundados en 1960, poseen en sus vitrinas tres trofeos Vince Lombardi, los cuales ganaron de la mano de leyendas como Marcus Allen, Jim Plunkett, Howie Long y el coach John Madden. El casco negro y plata es sinónimo de odio y respeto para sus rivales; sin embargo, esos mismos colores también han sido y vuelven a ser sinónimo de mudanza.

31
DUEÑOS de la NFL aprobaron la mudanza de los Raiders a Las Vegas

Apenas en días pasados, la NFL y la directiva de los Raiders anunciaron que el equipo dejará por segunda ocasión en su historia a Oakland y cambiará su sede a Las Vegas para la temporada 2019 o 2020, dependiendo del avance que se tenga en su nuevo estadio, el cual se construye en la ciudad del juego.

Aunque ya antes, de 1982 a 1994, los Raiders habían dejando Oakland para jugar en Los Angeles, esta mudanza resulta más significativa para los fans del equipo debido a que no parece que haya forma para que retornen a Oakland en el futuro. Este cambio de sede, se une a los recientemente concretados de los Carneros y Cargadores, franquicias que se mudaron a Los Angeles, des lumbrados con la opción de tener un mejor mercados y estrenar estadios.

1,700
MDD costará el nuevo
estadio del equipo en Las Vegas

Así, la decisión de la familia Davis, propietaria de los Raiders, se une a lista de algunos de los momentos más controvertidos en el deporte profesional estadunidense respecto al cambio de sede de una franquicia.

Otras de las grandes mudan zas en la memoria de los aficionados fue la de los Cafés de Cleveland, franquicia que se convirtió en 1996 en los Cuervos de Baltimore. Fue tanta la ira que generó este cambio, que la propia NFL tuvo que impulsar el renacimiento de unos nuevos ‘Browns’ cuatro años más tarde.

Los muy queridos Potros dejaron Baltimore y se fueron a Indianapolis en 1984, mientras que los Petroleros abandonaron Houston para convertirse en Titanes de Tennessee en 1997.

En cuanto a otras ligas, los cambios más famosos serían los de los Dodgers y Gigantes, cuando dejaron Nueva York y se fueron a Los Angeles y San Francisco, esto en las Grandes Ligas, y el de los Supersonics de Seattle que se convirtieron en el Thunder de Oklahoma, dentro de la NBA, en 2008.

NO COMMENTS