Luego de ser recordada por su icónico doble papel en La Usurpadora hace 19 años, Gaby Spanic se reinventa y es ahora toda una empresaria.

“Cuando la gente me ve, recuerda a La Usurpadora”, dice la bella Gaby Spanic al expresar que este papel sigue vigente al ser la telenovela más repetida de la historia, pues fue vendida a más de 110 países, pero para ella el camino sigue y es ahora una mujer dedicada a los negocios sin dejar de lado su pasión actoral.

Con estudios en química ecológica, nos cuenta que comenzó recientemente su línea de belleza Gaby Spanic con productos naturales dedicados al cuidado de la piel que pronto llegarán a establecimientos y que ya están disponibles en su página oficial.

Capitalina de hueso colorado
Me gusta mucho todo lo que es naturaleza, los museos, trato de ir a todos con mi hijo cuando tengo tiempo libre, hacemos bicicleta, fuimos recientemente al Museo Soumaya y el Acuario Inbursa, me fascinó. Amamos ir a Chapultepec, hay una gran variedad de restaurantes y actividades para hacer ahí. A la cantina La Guadalupana voy mucho, también visito Polanco, me encanta el sushi y la comida mexicana. También me gusta estar en casa porque me gusta mucho cocinar.

Pero todo el éxito también le dejó muchos errores y aprendizajes, está decidida a tomar lo bueno creando nuevas ideas y también está por lanzar su nuevo libro de cocina Mi vida entre recetas, donde revela sus secretos culinarios y compila instrucciones para elaborar platos que ha conocido en sus viajes, otras más de su inspiración y numerosas anécdotas de su carrera.

Asimismo, con un giro de 180 grados, sorprende a la audiencia tomando el papel de Miss Fischer (antes protagonizado por Aracely Arámbula) en la puesta en escena Un Picasso, donde comparte escenario con el primer actor Ignacio López Tarso y que le abre las puertas a un nuevo público.

Luego de dos años de ausencia de los reflectores, te unes a Un Picasso, ¿Cómo es esta experiencia para ti?

– Esto es una bendición para mí, desde que me hablaron los productores para hacer este proyecto me encantó la idea, y trabajar con el maestro López Tarso a quien admiro muchísimo es maravilloso, gracias a Dios hay buenas críticas, nos va muy bien, estamos por salir de gira, me siento muy contenta y agradecida, lo he dicho varias veces, me siento emancipada y con una gran oportunidad de que la gente me vea haciendo teatro, esto lo han tomado bien, y a pesar de que tuve pocos ensayos, se muestran los resultados en escena.

Has mencionado que el guión lo relacionas con la historia de tu propia familia…

– Sí, la obra se remonta a la Segunda Guerra Mundial, mi personaje es Miss Fisher, es el mundo de Picasso, su vida, sus pasiones, sus mujeres, ella fue pintada en uno de sus cuadros, es una historia interesante, muy real de esa catástrofe de la humanidad.
Yo tengo ascendencia croata, mis abuelos paternos emigraron a Venezuela después de la Guerra y siento la cercanía con todo lo que se habla en la obra, son anécdotas ciertas, te despojaban de todo, hasta de la familia y este proceso para mí ahora es muy interesante. Yo hablé con Salvador (Garcini, director de la obra) sobre cómo queríamos que fuera el personaje, teníamos que darle mucha emoción para que no fuera solamente técnico, el señor López Tarso y yo hemos hecho una mancuerna increíble, en la obra nos vemos mucho a los ojos que tiene que ver con todo este enamoramiento de mi personaje con Picasso, la obra es muy fuerte, tiene muchas emociones.

Sufre por Venezuela

En varias ocasiones Gaby menciona que el ser humano debe tener la oportunidad de vivir en paz, con respecto a la difícil situación que atraviesa su país natal, Venezuela, donde perdió recientemente a un familiar, y dice que se ha convertido en un lugar peligroso para cualquiera.

unnamed (1)

En relación con este tema, ¿en algún momento te has sentido despojada?

– Gracias a Dios en la vida me ha ido bien, con altas y bajas como le puede pasar a cualquier ser humano pero son situaciones que te fortalecen, lo que vivió mi abuelo fue bastante fuerte, ese fue un despojo cultural, ese tipo de emoción me lo transmitieron mucho, mi abuela siempre decía: ¡Maldita guerra!

Respecto a la difícil situación que vive Venezuela, ¿también la has padecido de manera personal?

– Me da mucha tristeza mi país, estuve en Venezuela con mi hijo de ocho años en diciembre y vi un país muy carente de alimentos, medicamento, la inseguridad es horrible, la gente sale de sus casas persignándose y pidiéndole a Dios regresar con vida, te matan por un par de zapatos o simplemente por no tener nada. La vida del venezolano no vale nada, recién me entero que mataron a mi primo porque no tenía nada, son cosas muy fuertes que pasan allá. Hay niños recién nacidos que mueren en los hospitales porque no hay los materiales suficientes para que estén a salvo, eso me parte el corazón.

¿Qué te gustaría hacer por tu país?

– Mucho, pero es difícil, uno trata de hacer lo que se puede, afortunadamente hay fundaciones en México que están ayudando a Venezuela, a veces también mando cosas para allá con algunos amigos que van y vienen porque es la forma más segura, pero uno nunca sabe si el encargo llega a su destino, en medio de tanta necesidad pasan cosas horribles porque cada ser humano quiere vivir bien, para eso nacimos, para ser felices y vivir plenamente.

Inteligente y empresaria

Al tener limitantes dentro de la actuación por la demanda que TV Azteca interpuso en su contra, Gaby no se cerró las puertas y comenzó nuevos proyectos como el lanzamiento de su nuevo perfume, su línea cosmética natural y su carrera como escritora.

Gabriela Spanic

Sabemos que tienes en puerta un libro sobre cocina

– Sí, realicé con Larousse un libro que titulé Mi vida entre recetas, desde niña me gusta la cocina, son platillos internacionales con anécdotas que tuve de todas partes del mundo cuando viajé con las telenovelas, yo le pongo mi esencia y varían los ingredientes, tienen un toque distinto y también te ayudan a mantenerte en línea, comiendo rico. Serán diez publicaciones en los próximos diez años y en septiembre saldrá el primero.

Por otro lado, estás comenzando tu propia línea de productos de belleza, ¿Cómo comenzó esto?

– Así es, el año pasado me fui a Estados Unidos para estudiar química ecológica con una amiga cosmetóloga que se graduó en Suiza y da cursos allá, hice esos estudios y lo complementé aquí con la Farmacia Cosmopolitan que trae muchos productos en el mercado. Hice mis recetas con líneas ecológicas con extractos naturales como matarrania, aceites vegetales que cuidan nuestra piel. Hay shampoo anti caída de cabello, jabones, desmaquillantes y cremas faciales, yo misma uso mis productos, me cuido con ellos, me está yendo muy bien con la venta por internet y hay una empresa interesada para sacarla a tiendas departamentales. Tenemos más de 30 productos.

¿Cómo ha sido para ti el impacto de La Usurpadora, que sigue transmitiéndose?

– Es impresionante porque es la telenovela más repetida en el mundo, viajé a 25 países gracias a este proyecto y todavía siguen repitiéndola en algunos. En Brasil, que es un mercado interesante, se vende mucho la novela, ahorita la están repitiendo por novena vez en Europa del Este. Tuve muchas oportunidades gracias a ese proyecto y Gaby Spanic ya se quedó como la Usurpadora, un personaje que comenzó hace 19 años y todavía recorre el mundo.

¿Te gustaría volver a televisión después de los problemas legales que hubo con TV Azteca?

– Ahorita apenas estoy libre de Azteca, ya que me demandaron por dar entrevistas a la prensa, y yo contrademandé para defender mis intereses y me cobraban una cantidad de dinero descomunal. Yo no hice nada malo y estamos llegando a una negociación, en cuanto se me de mi carta de liberación claro que me gustaría volver a las telenovelas, la gente me pregunta que cuándo vuelvo a la televisión y ojalá sea pronto. Me encantaría probar nuevas posibilidades como los proyectos de Netflix y en cuanto todo se resuelva se abrirá todo un mundo.

FOTOS: @wd_producciones y @winniedalay

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY