Muestran hallazgos en el sitio arqueológico sumergido Sac Actun

Se logró identificar la conexión entre este sistema y el sitio de Dos Ojos, que da origen a la cueva inundada más grande del mundo

0
725
views
Foto inah.com

Los más recientes hallazgos de “En busca de las fuentes de agua ancestrales”, investigación arqueológica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se dieron a conocer este lunes 19 de febrero en el Museo Nacional de Antropología e Historia.

Los hallazgos forman parte de El Gran Acuífero Maya, proyecto de investigación del subsuelo de la península de Yucatán, cuyo objetivo es fortalecer la comprensión de la delicada conexión entre el acuífero, el medio ambiente y el hombre, mediante la exploración, documentación y difusión de las riquezas naturales y el patrimonio cultural que contiene, lo que derive en su adecuada protección.

La investigación es una iniciativa del arqueólogo subacuático Guillermo de Anda. Uno de los grandes hallazgos fue que se estableció la conexión entre dos importantes sitios: Sac Actun y Dos Ojos (cenotes ubicados en el estado de Quintana Roo), que dan origen a la cueva inundada más grande del mundo, con una extensión de 347 kilómetros, la cual podría crecer según las investigaciones que se vayan realizando.

Se trata de un lugar que cuenta con características únicas: millones de litros cúbicos de agua dulce, biodiversidad y fauna endémica (destacando miles de crustáceos que no son visibles a simple vista) y además tener 248 cenotes y 198 contextos arqueológicos.

“Esto lo hace sin duda el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo. Otra característica importante es la cantidad de elementos arqueológicos que se encuentran ahí y el nivel de preservación que estos contienen”, detalló.

Foto inah.com

Otros de los hallazgos -destacó Anda- es que se ha obtenido ADN de un diente de más de 10 años de antigüedad, se ha encontrado fauna que no se imaginaba que hubiera como osos y se ha podido establecer hipótesis acerca de la interacción humana y la fauna extinta.

“Además, podemos ver que hubo un paso importante de gente durante un gran periodo de tiempo. En este espacio está el cenote Pit, lugar en donde encontramos huesos incrustados en la pared que nos hablan de un evento catastrófico. Asimismo, encontramos cráneos en donde se mezclan los contextos mayas con los antiguos.

En este lugar existe una ruta de peregrinaje e intercambio maya utilizado mucho por los comerciantes, por lo que una de las hipótesis es que este lugar fue un punto ritual y sagrado que haría de la cueva un templo para el Dios del Comercio.

Sac Actun (que quiere decir cueva blanca en maya) es un sitio arqueológico sorprendente y relevante, ya que en este espacio se tiene el registro de tres probables hombres antiguos, dos descubiertos hace tiempo y uno que se acaba de encontrar.

“La presencia humana se confirma en esta zona porque hay huesos. Lo que estamos haciendo es un cálculo indirecto de ellos, pero es importante destacar el de un esqueleto bien preservado de una antigüedad que podría ser de hace nueve mil años, pero podría ser más, porque aún no se ha analizado”, explica el arqueólogo.