El balance de Río 2016 para México

0
1010
views

Luego de la vistosa clausura de los Juegos Olímpicos de Río 2016, llegó la hora de hacer un balance del desempeño de la delegación mexicana (lugar 61 en el medallero) y reconocer a aquellos atletas que dieron el máximo por subirse al podio o quedar dentro de los mejores atletas en su disciplina.

EL BALANCE DE RÍO 2016

Después de lo logrado en Londres 2012, lo hecho en Río resultó ser un paso atrás para el deporte mexicano. Aquí algunos puntos a destacar:

  • Río 2016 es la novena mejor participación de México en Juegos Olímpicos con 5 medallas (3 platas y 2 bronces).
  • Después de dos ediciones consecutivas ganando oros (2 Beijing 2008 y uno en Londres 2012), México se volvió a quedar sin campeones olímpicos.
  • En el medallero de países latinoamericanos, México quedó en el sexto lugar, detrás de Brasil, Cuba, Colombia, Argentina y Puerto Rico.
  • Por el total de medallas, Río representó la sexta mejor cosecha de medallas para México, tras México 68 (9 medallas), Londres 2012 (7), Los Ángeles 84 (6), Sidney (6) y Londres 48 (5 con oro incluido).

HÉROES MEXICANOS

En este rubro hay que destacar a María del Rosario Espinoza, quien es, sin duda, la mejor atleta mexicana en la historia de México en los Juegos Olímpicos. La ganadora de la medalla de plata en Río 2016 conquistó su podio particular tras el oro obtenido en Beijing 2008 y el bronce en Londres 2012.

Germán Sánchez. Luego de quedar lejos de la pelea de medallas en los clavados sincronizados, junto a Iván García, el tapatío demostró temple y seguridad en la final individual desde la plataforma de 10 metros. Con 24 años, el de Guadalajara se vuelve en una carta fuerte para México en Tokio 2020.

Misael Rodríguez. Pasaron 16 años para que México obtuviera medalla en boxeo olímpico. El boxeador chihuahuense es quien ha dado la cara hasta el momento por la Delegación Mexicana. Sin falta de apoyo por parte de la federación de boxeo ni la Conade, con uniforme prestado y pidiendo apoyo económico en la vía pública, Misael regresa a México como la gran figura. El boxeo, un deporte popular en el país, no aportaba metales desde Sidney 2000, cuando Christian Bejarano consiguió bronce.

Lupita Gónzález demostró que no importa llegar como favorito a la justa olímpica, sino dar todo a la hora de la competencia. La marchista entregó su mayor esfuerzo en la caminata de 20 kilómetros y solo llegó dos segundos atrás del primer lugar. Al cruzar la meta se le notó molesta por no haber logrado entregarle a México la presea dorada.

Hablando de sorpresas, Ismael Hernández fue otro que dio la campanada al ganar la primera medalla para México en el pentatlón moderno, disciplina en la que no se esperaba que el de Cuautla se subiera al podio.

GANADORES SIN MEDALLA

Alexa Moreno ha puesto a México en la mirada de la gimnasia mundial. En los últimos 6 años ha conseguido su pase a por lo menos 12 Copas del Mundo. En Río 2016 finalizó en el puesto 31 del All Around, pero destacó su participación en gimnasia artística de piso, al colocarse en el puesto 12. Moreno hizo que la gimnasia mexicana estuviera de vuelta en JJ.OO., que desde Atenas 2004, con Brenda Magaña no estaba presente.

Diego del Real hizo lo que ningún mexicano ha hecho nunca en Juegos Olímpicos. El lanzador de martillo quedó en el cuarto lugar en la Final de Río. Desde 1948, México no participaba en esta disciplina, en la que Jorge Aguirre finalizó en el puesto 24, en Londres, pero ¡EN 1948! Ya Del Real le dio un significativo avance a esta disciplina atlética.

LAS DECEPCIONES

La primera semana de Río 2016 fue de constantes decepciones para el pueblo mexicano y ejemplos hubo varios, desde la decepción de la Selección Mexicana que no pudo defender más allá de la fase de grupos el oro ganado en Londres 2012, hasta deportes en los que parecía segura una medalla.

Los clavados, que en Londres 2012 nos regalaron dos preseas de plata en salto sincronizado a través de Paola Espinosa y Alejandra Orozco e Iván García y Germán Sánchez, la historia en 2016 fue distinta.

También decepción porque la experiencia del yucateco Rommel Pacheco y su título en la Copa del Mundo, precisamente en Río, no le sirvieron de nada. Su pase por las primeras dos eliminatorias fueron buenas, en las que avanzó en segundo lugar cada una, pero en la final se cargó de nervios y la historia ya la conocemos. Lo mismo que Aída Román, quien llegaba como una de las favoritas, pero no estuvo ni cerca de conseguir metal alguno.