Torre Reforma, el mejor rascacielos del mundo

0
120

Poniendo en alto a la arquitectura mexicana, la Torre Reforma, obra del arquitecto mexicano Benjamín Romano, ganó el International Highrise Award como el mejor rascacielos del mundo.

El edificio ubicado en Paseo de la Reforma, con sus 246 metros de altura, se impuso a más de mil rascacielos construidos en el mundo entre 2016 y 2017, por lo que es considerado como el más innovador del mundo.

El premio fue otorgado por un jurado internacional de expertos arquitectos, ingenieros estructurales y especialistas en desarrollo inmobiliario, quienes seleccionaron a los cinco finalistas de entre 36 proyectos de 15 países diferentes.

La Torre Reforma cuenta con 57 pisos y se distingue por su forma triangular, que deriva del partido arquitectónico estructural: dos muros de concreto aparente de 246 metros de altura y 60 metros empotrados bajo el nivel de banqueta para dar cabida a nueve sótanos de estacionamiento y servir como cimentación.

Unas aberturas de triple altura en los muros de concreto ayudan a disipar energía en caso de sismo, al tiempo que proporcionan luz natural a los jardines interiores. El sistema integrado de conservación de energía hace que los elevadores puedan utilizarse durante un incendio, pues los fosos están presurizados al igual que las escaleras de emergencia y las zonas de refugio en cada piso. La tercera fachada, abierta a la principal avenida de la ciudad, está recubierta con vidrio y tensores metálicos, que permite tener espacio libre sin columnas en el interior.

Es así que la torre es una apuesta por la ciudad. Varios son los motivos. Primero, la fachada de vidrio sin columnas es un balcón hacia la ciudad. Segundo, a nivel de calle, el proyecto amplió las banquetas de la zona, dando prioridad a los peatones. Tercero, una casona catalogada de principios del siglo XX, ubicada en el mismo predio, se integró al edificio como parte del vestíbulo. Fue necesario moverla temporalmente de lugar durante la construcción, reforzando su estructura.

Con información de Forbes y Arquine

NO COMMENTS