Síndrome de Asperger; 1 de cada 100 niños lo padece

0
447
views

El Día Internacional del Síndrome de Asperger, se conmemora cada 18 de febrero, en honor al cumpleaños de su descubridor, el psiquiatra austriaco, Hans Asperger, quién identifico un comportamiento similar y poco frecuente en un grupo de niños a los cuales describió de la siguiente manera:

“Estos niños presentan a menudo una sorprendente sensibilidad hacia la personalidad de sus profesores (…) Pueden ser enseñados, pero solamente por aquellos que les ofrecen una comprensión y un afecto verdaderos, gente que les trata con cariño y también con humor (…) La actitud emocional subyacente del profesor influye, de modo involuntario e inconsciente, en el estado de ánimo y comportamiento del niño”.

Dificultades para socializar, falta de empatía con las personas o problemas de lenguaje no verbal, son algunos de los síntomas que presentan los niños con trastorno de Asperger.

Hoy es el Día Mundial del Síndrome de Asperger, un padecimiento que se presenta en uno de cada 115 niños de la población mexicana, dijo Ana Carolina Aguilar Venegas, neuróloga pediatra del Hospital Ángeles.

“El 85 por ciento de las personas en el mundo que tienen Asperger no están diagnosticadas; es una gran cantidad de gente que nunca ha sabido que tiene este problema”, explicó. 

“Es gente etiquetada como rara, les dicen que no pueden socializar, y crecen pensando eso, pero son personas que son amorosas, cariñosas, tienen sentimientos, pero batallan para involucrarse socialmente así como en demostrar muchas cosas”, expuso la neuróloga.

Este síndrome está dentro de los trastornos del neurodesarrollo del espectro autista de tipo leve o altamente funcional, que se presenta en tres niveles: leve, moderado y severo, explicó Aguilar Venegas.

Pacientes suelen ser víctimas de bullying

“Cuando es muy leve puede haber un problema en la socialización e integración; cuando es moderado no pueden integrarse a grupos, trabajar en equipo o pueden tener problemas en sus emociones, y cuando es severo no pueden ni siquiera socializar o salir de casa, y pueden tener problemas de ansiedad”, detalló la neuróloga.

La mayoría de los niños pueden ir a la escuela, muchos de estos menores tienen un coeficiente intelectual dentro de los parámetros normales o arriba del 120; sin embargo, el problema cuando acuden a la escuela es que no saben cómo seguir las normas sociales o las reglas y debido a que no conviven socialmente suelen ser víctimas de bullying, por lo que se apartan o se aíslan, comentó la experta.

El 70 por ciento de los infantes que padecen Asperger pueden presentar trastorno de atención agregado, lo que genera que necesiten apoyo académico, mencionó la neuróloga.

Comentó que los pacientes que llegan a consulta no van por el Asperger sino porque tienen ansiedad, falta de atención.

“A veces identificamos el problema y pensamos que van a ser superdotados, y muchas veces presentan falta de atención, de aprendizaje, de lectoescritura, o de la memoria… además un 70 por ciento de esos niños tiene ansiedad”, expuso Aguilar Venegas.

Para identificar este trastorno de manera clínica se llena un formato denominado Escala Australiana, con preguntas enfocadas en el comportamiento y habilidades del menor, y de acuerdo con el número de datos que arroje la prueba se puede diagnosticar el trastorno de ese espectro autista.

“No hay ningún medicamento que quite el Asperger o el autismo, porque es un problema de conexiones, los tratamientos son multifactoriales, pero con terapia, que en este caso son de habilidades sociales, terapia familiar cuando sea necesario, tratamiento para la ansiedad o la depresión cuando exista, tratamiento para la falta de atención… al darle todos estos apoyos les ayuda mucho a que sean funcionales, son gente muy valiosa y muy brillante que pueden tener un gran desempeño a nivel de muchas carreras; ahora sabemos que muchos desarrolladores de los software, de lo electrónico tiene el Asperger, muchos médicos y artistas”, manifestó la neuróloga.

Con información de El Diario