SIN GALERÍA, EL ARTE MIGRA AL MUNDO DIGITAL

0
311
views

Sin Galería es una comunidad digital que pretende facilitar los procesos tanto para la exposición como para la compra de arte.

Brenda Serrallonga y Emilio Zacarías, socios fundadores de esta opción tecnológica, buscan solucionar problemas que vienen de años atrás en el mundo del arte y que se agudizaron con la pandemia al cerrar los espacios físicos y la imposibilidad de acercarnos en persona a la experiencia del arte.

“Sin Galería está pensada como una comunidad digital en donde artistas de nuestro país puedan exponer y difundir sus creaciones con todas las ventajas del espacio digital y en condiciones mucho más favorables que las de las galerías o espacios físicos tradicionales que, como sabemos, cobran excesivas comisiones para el artista y lo que se expone responde más a la visión del propio galerista.

“Aquí brindamos un espacio democrático donde el artista puede subir sus creaciones, mostrarlas, vender con condiciones mucho más bajas que en un espacio físico”, dice Emilio.

Los socios fundadores precisan que se trata de un proyecto a futuro: “Este proyecto atiende un problema que viene desde hace muchos años tanto para los creadores como para quienes  buscan una obra de arte por gusto, pasión o incluso como inversión, algo que en los últimos años ha crecido”.

Además, dicen, “vivimos ya en una era en la que esta transformación tecnológica en todos los ámbitos ya es obligatorio, de alguna manera esto es una migración de la manera de exponer arte en físico hacia el mundo digital”.

Este proyecto, por otra parte, tiene un espíritu democrático y de impacto social pues mientras en las galerías tradicionales se presentan generalmente obras de artistas consagrados, en Sin Galería se da cabida a talentos emergentes y parte de los recursos que entran se reinviertan para apoyar proyectos artísticos que muchas veces se truncan por falta de dinero.

“La idea es democratizar el arte, apoyar a artistas emergentes, dar al comprador precios más accesibles y sin burocratismos e impulsar todos esos procesos artísticos truncos que por falta de recursos no siguen adelante. A cada uno de los artistas que forman parte de Sin Galería se les pide que designen una causa artística que sea les sea cercana e invertimos en ella”.

EMILIO ZACARÍAS, DIRECTOR DE SIN GALERÍA.

Una de sus tareas principales es fomentar la exploración del mercado digital para mejorar la retribución económica para los autores y alentar el contenido especializado para públicos específicos, además de apoyar proyectos. 

Un artista no sólo debe producir obras de arte para llegar a la audiencia, sino buscar la democratización y promoción de las piezas con el objetivo es diversificar la oferta artística y crear canales de distribución. 

Sin Galería tiene un serio compromiso con el arte y por supuesto para que la cultura vibre y esté dirigida no solo a unos cuantos, contribuye a promocionar, potenciar, facilitar, difundir y fortalecer el vínculo entre artistas y espectadores, por lo que busca ser el principal intermediario entre artistas consagrados y emergentes.

Sin Galería trabaja con 17 artistas y tres colectivos oaxaqueños, además de seis creadores de la Ciudad de México. Es una comunidad artística digital con el fin último de transformar el arte en vida y la vida en arte. 

En su sitio web singaleria.com se ofrece pintura, escultura, grabado, fotografía, cerámica, litografía y técnica mixta de artistas como Cristina Luna, Alejandro Echeverría, Daniel Salazar y José Santos, entre otros.