Reggaetón y perreo hasta el suelo. Así estuvo el Flow Fest 2019

0
730
views

Por: Misael Rivera

La meca del perreo, el pináculo del reggaetón, la catedral del dembow, la mezquita de la cerveza tibia, el Coca-Cola Flow Fest tuvo lugar el sábado 23 de noviembre en su tercera edición, todo esto en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

75 mil personas se dieron cita para estar presentes en los actos de grandes exponentes del género urbano como J Balvin, Ozuna, Anuel AA, Guaynaa y Danny Ocean y por supuesto talento mexicano, tal es el caso de Uzielito Mix, DJ Esli o los Guetto Kids.

En punto de las 13:00 horas, las puertas del inmueble fueron abiertas para recibir a un público que buscaba perrear hasta China.

En esta edición el festival contó con 3 escenarios y un “Micro del Flow”, literalmente un micro con un dj tocando sobre el, con personas apretadas dentro a ritmo de reggaetón, casualmente, igual que un microbús a la hora pico.

Danny Ocean fue el primer headliner que salió al escenario principal, empezando su acto con “Dembow” pero fue hasta “Me rehúso” donde el público en verdad se hizo presente ya que esta fue la canción con la que cerró su acto.

Después de Ocean fue momento de Guaynaa, que desde un principio emocionó al público con su remix de “Tra Tra Tra” en compañía de Guetto Kids. “Chicharrón” y “Rebota” (que por cierto sonó 3 veces en el escenario) fueron parte de su setlist, hasta su versión a capella de “El Rey”.

La noche avanzaba y el perreo no paraba, Sech tomó el escenario principal, en la carpa Dembow Barcel sonaba el mexicano Dj Esli, el cual no dejaba de hacer bailar a la gente con las tornamesas.

Anuel AA se hizo presente en el escenario Coca Cola, donde hizo un recorrido de sus grades éxitos: “Secreto” “Adicto” y “Otro Trago”, pero cerrando de manera exitosa con “China”, su canción mas sonada hasta el momento.

Ahora sí, era el momento del peso pesado del festival, el headliner mayor, era tiempo de J Balvin, el colombiano arrancó de manera espectacular con su hit “Reggaetón”, acompañado de botargas y un enorme muñeco inflable icónico de su Arcoíris Tour. “Con Altura”, “X”, “Bonita”, “Ginza” fueron solo unas cuantas canciones que interpretó en su show de casi hora y media.

Con un mensaje hacia su país de origen, José Álvaro Osorio Balvin, dejó en claro su postura política:

Ni me importa hablar ni de izquierda ni de derecha, lo importante es ser derecho en la vida (…) Yo no soy político soy un hombre de bien, solamente con un mensaje de dignidad, de tolerancia, de amor

Además, hizo hincapié en sus problemas psicológicos que había pasado recientemente, tales como la depresión y ansiedad, mandando un mensaje de positivismo y buenas vibras, características del cantante:

No confundan la supuesta fama o la supuesta riqueza con la felicidad, porque eso no tiene nada que ver. Espero que cada uno de ustedes cuando sean padres de familia no les digan a sus hijos que quieren que sean ricos o millonarios, sino que sean felices… Yo voy al psiquiatra, busco psicólogo, busco a Dios que me ayuda también en los caminos difíciles, a mí no me da pena”.

La noche siguió y las canciones no paraban “I Like It”, “La Canción”, “Que Pretendes” hasta cerrar con “Mi Gente”, todo esto acompañado con luces, colores, bailarines y fiesta, sin duda se queda como el acto de la noche.

El festival estaba en las últimas, debido a una falla en los horarios, si te quedabas en todo el acto de Balvin, seguramente alcanzaste 2 canciones de Ozuna por mucho, pues en los horarios establecidos, terminando J Balvin, arrancaba Ozuna, cosa que no pasó.

El encargado de cerrar el festival fue Uzielito Mix, que en compañía de varios artistas del sello “Candela Music”, puso a perrear hasta la últimas almas que seguían vivas después de tanto bellaqueo.

Fue así como el festival Coca-Cola Flow Fest 2019 llegó a su fin, con grandes exponentes de los géneros urbanos, tanto internacionales como nacionales.

Sabemos que el reggaetón no es bien visto actualmente, debido a su alto contenido sexual, el abuso del auto tune e incluso la monotonía de la producción musical, pero si de algo estamos seguros es que cualquier persona ha sucumbido a esos ritmos pegajosos en la fiesta o el antro, ahora sólo queda esperar para saber si este género se quedará o soló será una moda pasajera.

Ah, y por cierto, no sean malos, devuélvanme mi celular y cartera, los malhechores se fueron en una motoneta sacada a pagos y con tenis Jordan.