Por: Frix Anchondo
Fotos: Fernando Aceves

Una de las esperas más largas, de esas que te tienen comiéndote las uñas diario, por fin terminaron. Los Peppers regresaban a territorio nacional, México los extrañaba y los anhelaba con ansia y mucho amor.

Por supuesto Red Hot Chili Peppers no podían decepcionar a los fans mexicanos, pues siempre han sido leales a la banda y sin duda el concierto que ofrecieron la noche del 10 de octubre será inolvidable en México y el mundo.

Red Hot Chili Peppers en Palacio de los Deportes México

Con un escenario que a simple vista se veía muy sencillo, pero que mostraría sorpresas conforme avanzaba la velada, Chad Smith, Anthony Kiedis, Michael Balzary y Josh Klinghoffer saludaban a sus fans, teniendo preparado un setlist que levantará envidias en muchos países, pues este estuvo especialmente dedicado a México.

Gracias por recibirnos por todo este tiempo, no saben cuánto los queremos, estamos muy agradecidos de estar aquí“, fueron las primeras palabras que ofreció Flea, al pueblo de México.

Snow, fue una de las canciones en las que los fanáticos disfrutaron de los maravillosos visuales que la banda presentaba, una plataforma que colgaba del techo en el Domo de Cobre, cobraba vida.

Luces de diferentes colores, subían y bajaban, formando siluetas, imágenes y el mismo logo de los Red Hot Chili Peppers, incluso se podía pensar que eran velas flotando por arte de magia, algo que sin duda provocó la emoción de los presentes, pues daba un toque de originalidad muy ad hoc con sus canciones.

Anthony Kiedis, el extrovertido cantante de los Peppers

Parte de lo que se pudo escuchar en la primera de dos noches en el Palacio de los Deportes, fue: Arround the world, The adventures of Rain Dance “Maggie”, Dark Necessities, Californication, entre otros éxitos.

Kiedis, siempre saludando, sonriendo y bailando sin camisa, ofreció sólo algunas palabras como; “Gracias” y “Te quiero México”, dejando a Flea el micrófono para convivir con sus seguidores.

Durante Under the Bridge, el inmueble sonó como pocas veces, las voces de los presentes se escuchaban más que la de Anthony, pues ésta es una canción emblemática de los 90 y considerada un himno para esta época, así que los fans no dejarían de cantar a todo pulmón.

Flea, el alma de los RHCP, el mago de las cuatro cuerdas.

Después de By the way, la banda bajó del escenario y las imágenes del temblor aparecieron en las pantallas, mostrando a los rescatistas, voluntarios y a la perrita Frida, quien fue la más aplaudida, mientras al unísono la ovación era por México, así fue como al final apareció la bandera del país.

No sé bien que decir, pero gracias por todo México”, fueron las palabras que ofreció Josh, luego de subir de nuevo al escenario.

Give it Away fue la canción con la que la banda finalizó no sin antes decir unas últimas palabras “Gracias México. Mucha paz y amor. Mis sinceras buenas noches”, ofrecidas de nuevo por Flea.

NO COMMENTS