Por fin. Maroon 5 se emociona con México

La banda se presentó por 4ta ocasión en la ciudad de México y sorprendió por su acercamiento tan amable a la audiencia.

0
531
views

Fotografías: Lulú Urdapilleta y César Vicuña

A todos nos ha cambiado la pandemia, hasta el más frío corazón ha mostrado un poco de calidez.

Lo mismo está sucediendo en el mundo de la música y el entretenimiento. Desde que los conciertos se han ido reactivando poco a poco, la audiencia se percibe más entregada, no sólo en México, sino en todo el mundo. Los eventos en vivo se extrañaron tanto durante el largo encierro y la espera de que en algún momento regresaran y eso por supuesto, si lo hacían, que hoy en día se viven con más pasión, con más aprecio y sobre todo con el valor que representan. No sólo la audiencia ha cambiado, también los artistas y las bandas más famosas del mundo.

Así fue como se vivió el último concierto de Maroon 5 en la ciudad de México, con extrema emoción. En ocasiones pasadas, tres para ser exactos, la banda, en específico Adam Levine, líder y vocalista de la agrupación; era cero empático, no existía acercamiento con la audiencia, apenas y sonreía y sólo venía a cantar, sin crear ninguna emoción, pero en este show todo cambio, pues el cantante sonrió, gritó, corrió, bailó, se quitó la camisa, bueno hasta habló en español.

México que emoción es estar aquí. Nos sentimos muy felices y cantaremos más de cerca. Disculpen mi español, pero es horrible”, fueron las primeras palabras que ofreció entre risas el californiano, acompañado de James Valentine, P.J. Morton, Jesse Carmichael y Sam Farrar.

Con una escenografía no compleja, el grupo interpretó grandes éxitos, comenzando con “This Love”, canción que los catapultó a la fama internacional en la que continúan, luego de 20 años.

Sin embargo muchos espectadores esperaban un poco más. Algún momento emotivo, como la interpretación de “Lost Stars”, pero este nunca llegó y esto molestó a muchos, además de quedarse con ganas de más, pues el concierto duró poco más de una hora, logrando la decepción al tener un repertorio muy pequeño.

Maroon 5 finalizó su concierto con un Adam Levine quitándose la camisa, mostrando su marcado abdomen y singular torso y brazos tatuajes, lo cual provocó los gritos de muchas chicas.

“Sugar” fue la canción que cerró el concierto con toda la agrupación abrazándose frente a la audiencia del Foro Sol, para luego retirarse con algunos saludos.