Opinión: Transforma pandemia actividades cotidianas

0
419
views

Por Edgar F. Garza Ancira

Muchas de las cosas que eran normales hace unas semanas, probablemente ya no lo vuelvan a ser. El temor al contagio es una gran preocupación para el 51% de la población, lo que generará cambios radicales en nuestras actividades.

Ante la naturaleza del virus, éste seguirá presente en nuestra sociedad hasta que se cuente con una vacuna, por lo que, tendremos que adaptarnos a las nuevas formas de convivencia que permitan un bajo nivel de contagio en los próximos años, teniendo que adoptar nuevos estilos de vida.

Han llegado para quedarse, la integración de las nuevas tecnologías digitales revolucionando las comunicaciones, permitiendo la capacitación virtual del personal de las empresas, los cursos en línea en las escuelas y la interacción de las familias, todo ello, para permanecer en casa.

El comercio en línea, se posiciona como el gran “boom” de la pandemia, debido a que los clientes utilizan plataformas digitales para adquirir sus artículos, prefiriendo lo responsable con el ambiente, obligando a las cadenas de suministro a ser más prácticas, más locales y sin la necesidad de contar con grandes tiendas físicas.

Muchas empresas acondicionarán sus espacios para favorecer la sana distancia o permitirán el ingreso de sus empleados en horarios y días distintos por la falta de espacio. Muchas otras, desaparecerán sus espacios físicos y los viajes de trabajo, privilegiando el trabajo remoto y con ello disminuir costos de operación, tiempos de traslado, tráfico vehicular y la contaminación ambiental que viene aparejada.

Las personas están encontrando nuevas formas de entretenimiento digital, algunas gratuitas y otras de paga, al no poder asistir a restaurantes, bares, cines o teatros, los cuales ya no serán los mismos, al tener que aplicar medidas extremas de higiene, seguridad y distanciamiento social.

Las formas de alimentación cambiaron debido a la preocupación por la procedencia y la seguridad de los alimentos que se adquieren. Al igual cambiaron los lugares donde se practican actividades físicas, ganando terreno los entrenamientos online. También se transformó la atención médica, debido a que la telemedicina está permitiendo que se realicen diagnósticos precisos, sin que sea necesario acudir a un hospital por miedo al contagio.

La manera de viajar en el transporte y en las terminales aéreas o de pasajeros no volverá a ser igual, ya que se implementarán mayores medidas y normas sanitarias, como la toma de temperatura, puntos de sanitización constantes, protocolos de acceso como tapabocas y guantes, así como la reducción del número de pasajeros por viaje.

Con la aparición del COVID-19, muchas de nuestras actividades cotidianas se vieron trastocadas. Estos tres meses de encierro son el parteaguas para adaptarnos a lo que será una nueva forma de convivencia social.

Edgar Garza Ancira es consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos