Opinión: T-MEC, la llave del comercio internacional para empresas mexicanas

0
294
views

Por Edgar F. Garza Ancira.

México ha suscrito tratados comerciales con diversos países para impulsar la economía a través del comercio exterior. Uno de los más importantes fue el Tratado de Libre Comercio (TLC) de 1994 que generó un crecimiento económico durante el primer bimestre de 2019. En ese año, el país al tener como principal socio comercial a Estados Unidos (EU), permitió lograr exportaciones e importaciones entre ambas naciones por 97 mil 418 millones de dólares.

El pasado 1° de julio entró en vigor el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), conformándose el mayor bloque comercial del hemisferio occidental y planteando avances con respecto al Tratado de 1994.

La entrada en vigor del nuevo acuerdo trilateral, elimina una de las mayores barreras al comercio entre países: el certificado de origen. Este formato oficial autentifica la información del origen de cualquier producto, una acreditación que resultaba compleja y por tanto, uno de los mayores impedimentos para la libre circulación y comercialización de muchos productos mexicanos en Estados Unidos y Canadá.

Con el T-MEC se flexibilizan los requisitos que deben presentarse para la comprobación del origen de las mercancías, estableciéndose que la certificación se acreditará con la presentación de cualquier documento comercial que contenga datos mínimos como los del certificador, exportador, productor, importador, criterios de origen y periodo de vigencia, mismos que se pueden encontrar en las facturas o en la lista de empaque emitida en cualquiera de los tres países. Así, se agilizan los trámites para importar o exportar.

Además, incluye un nuevo capítulo que permite a los empresarios mexicanos acceder a mercados internacionales, mediante la ejecución de estrategias exportadoras. Esta medida elimina la capacidad productiva ociosa, disminuye costos unitarios, genera eficiencia productiva y utilidades más altas. A nivel de importaciones, permitirá la ampliación de la base de suministradores, lo que optimizará costos de insumos y aumentará la capacidad competitiva en el mercado local.

El nuevo tratado contempla estándares para la transparencia aduanera que faciliten, agilicen y reduzcan costos al comercio legítimo, fortaleciendo los controles al comercio de alto riesgo, mediante el uso de instalaciones compartidas, revisión conjunta de mercancías, armonización de procedimientos, datos, formatos y la alineación de horarios de servicio.

Es momento de que México aproveche su gran potencial exportador, al ser una economía con más de 51 acuerdos firmados en materia de comercio con diversos países, lo que representa una gran oportunidad para pequeñas, medianas y grandes empresas de contar con el apoyo y la dirección para incursionar y diversificar sus actividades en otros mercados, más allá de nuestras fronteras.

Edgar Garza es consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos