Opinión: Retos de las empresas en el 2021

0
414
views

Por Edgar F. Garza Ancira
Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

Iniciamos el 2021 y las empresas deben utilizar estrategias que les permitan continuar con sus operaciones ante las medidas sanitarias, que siguen provocando una recuperación débil del mercado laboral, ingresos bajos, escaso desempeño del consumo, incremento de la informalidad y que impiden la total reactivación de la economía.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que las empresas modificaron sus esquemas operativos para enfrentar la crisis. Dentro del sector construcción, el 67% trabaja vía remota, mientras que el 33% optó por reducir la operación presencial. El 54% de las compañías que ofrecen servicios realizan sus actividades vía home office, el 37% mantienen una reducción de trabajo presencial y sólo el 9% labora de manera normal. 

De las empresas del sector comercio, 50% realizan sus labores de manera remota, mientras que el 9% opera normal, 41% optó por la reducción de operación presencial y el 60% de las empresas manufactureras basan su operación en la reducción del trabajo presencial, mientras que el 24% migró a la ejecución de labores desde casa, y el 16% ejecuta sus operaciones de manera normal.

Ante este panorama, persiste mucha incertidumbre que afecta a las empresas, como el decremento en ventas por el cierre de puntos de venta, cancelación de pedidos o proyectos, cambio en las prioridades de los consumidores, incremento de costos en materias primas, altibajos en el tipo de cambio, así como pagar nóminas. 

También se perciben limitaciones en cadenas de suministro, demanda de productos con plantilla reducida, rediseño en la logística de entregas, falta de liquidez de los consumidores y el aumento de inseguridad. Todos estos factores, representan enormes riesgos que deben ser sorteados por las empresas, para continuar operando y mantenerse vigentes en el mercado. 

Dentro de los principales cambios que tienen que hacer las compañías está la instrumentación de estrategias digitales y de venta, plataformas de contenido en streaming, transformación de tiendas físicas a e-commerce, logística de entregas y soluciones tecnológicas que se han convertido en las áreas de oportunidad para los negocios mexicanos. 

Todas están obligadas a modificar sus procesos para adaptar sus negocios a las condiciones actuales, ya que lo primordial es conservar el nivel de ingresos y la liquidez del negocio. Sin estos dos elementos las empresas son inviables.

Se requiere el apoyo de una política económica gubernamental que produzca  equilibrio, estabilidad fiscal, así como ayuda a los hogares y negocios más afectados por la pandemia. Se debe reorientar el gasto hacia proyectos realmente rentables, un rol más activo a la banca de desarrollo y generar certidumbre que permita el retorno de las inversiones que sustenten un ritmo más acelerado de crecimiento económico.