Opinión: Requerimos una sociedad unida en contra de los agresores de género

0
94
views

Por Gabriela Jiménez Godoy
Presidenta de la Fundación Dime y Juntos lo Hacemos e Integrante del Colectivo 50+1

Cansados de la corrupción, el enriquecimiento de la clase política y como estrategia para reconstruir la confianza ciudadana a inicios de 2015 -en el marco de las elecciones federales para renovar la Cámara de Diputados-, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana, abanderaron una campaña que fue conocida como “3de3”, la cuál tuvo como objetivo que los candidatos a cargos públicos elevaran su compromiso con la transparencia y rendición de cuentas.

Hoy, enfrentamos un nuevo reto, la violencia en contra de las mujeres ha escalado a niveles inimaginables. Once de nosotras son asesinadas al día en México y al mes de agosto del presente año, 2,532 mexicanas perdieron la vida a causa de la violencia. Situación que debe avergonzarnos como sociedad y que debe motivar todo tipo de acciones para empoderar a la mujer con más derechos y fortalecer las políticas públicas encaminadas a la prevención y seguridad.

Con motivo del proceso electoral del 2021, en el Colectivo 50+1, del cual soy integrante, estamos impulsando una campaña social para que los partidos políticos prohíban que los “agresores de género” sean candidatos a un cargo de elección popular.

En el proceso electoral, no queremos a nadie que haya sido sentenciado como deudor de pensión alimenticia, agresión o acoso sexual o por violencia política contra las mujeres en razón de género. Alguien que tuvo el corazón de no reconocer a un hijo, de agredir a una mujer o de impedir el empoderamiento de alguna de nosotras en el ámbito político, bajo ninguna circunstancia debe representarnos en el Poder Legislativo o convertirse en nuestro gobernante.

Confiamos y aplaudimos que políticos como el diputado Mario Delgado Carrillo, quien hasta ahora ha sido el único en comprometerse por impulsar el 50 por ciento de las candidaturas para mujeres, contribuyan a que la equidad de género continúe avanzando y sea realidad en México.

En el Colectivo 50+1 buscamos la depuración de los perfiles que contenderán en el próximo proceso electoral. Buscamos que el respaldo de la sociedad asegure que los partidos políticos exijan a sus candidatos demostrar que no han agredido a ninguna mujer. No queremos que ningún partido político tolere la violencia hacia las mujeres y que tampoco permitan que este tipo de candidatos lleguen a un puesto de elección.

Buscamos el apoyo de todas y todos, para que no lleguen al poder aquellos que siguen viendo con desprecio el desarrollo profesional de las mujeres y demeritan nuestra aportación a la sociedad. Como mexicanos debemos impedir que aparezcan en la boleta electoral, quienes harán hasta lo imposible para frenar o impedir cualquier reforma que fortalezca los derechos de las mujeres. De nosotros depende que no lleguen al poder quienes abusarán de su estatus para agredir, sobajar o abusar de las mujeres.