OPINIÓN: Repatriación de mexicanos por COVID-19

0
291
views

Por Gabriela Jiménez Godoy 

Contener la pandemia del COVID 19, representa grandes esfuerzos de todos los gobiernos y de la sociedad a nivel internacional. La rápida diseminación del virus tomó por sorpresa al mundo, incluidos los connacionales que se encontraban fuera de México por razones escolares, deportivas, profesionales o por viaje de placer. En semanas diversos países cancelaron actividades “no esenciales” y se puso en cuarentena a quien podría haber contraído la enfermedad.

Ante la parálisis internacional y la incertidumbre de miles de mexicanos que desconocían cómo y cuándo podrían regresar, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) y su titular Marcelo Ebrard, implementaron acciones decisivas para lograr el retorno de 13 mil 175 mexicanas y mexicanos que se encontraban en el extranjero.

El “retorno de connacionales” es un derecho universal que toda persona tiene para regresar a su país de origen y más en casos excepcionales. Así lo manifestó la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien recomendó a los gobiernos que reciban y resguarden a toda persona migrante proporcionándole acceso a la salud y protección de sus derechos, en tanto pueda regresar a su lugar de origen.

Al momento se tiene registro de alrededor de 1,066 muertes de mexicanos en el extranjero, principalmente en Estados Unidos y al menos el 80% de ellos, residían en esa nación. La reacción del gobierno mexicano, ha estado a la altura de las circunstancias. A través de la cancillería se realizan las gestiones necesarias para asegurar que las víctimas por COVID-19 en el extranjero regresen a casa.

La SRE ha tenido una participación destacada durante la pandemia y ha sido pieza clave en las donaciones de material especializado realizadas por China, para el máximo cuidado del personal médico que atiende a pacientes con coronavirus.

Por su parte, la Secretaría de Hacienda autorizó aumentar a 325 millones de pesos, cuatro veces más de lo previsto, el presupuesto de este año para repatriar a los mexicanos que mueran en el extranjero víctimas del coronavirus.

La nueva realidad que vivirá México y en el mundo, representa un gran reto para todas y todos, hasta en tanto no se cuente con una vacuna que brinde tranquilidad, por lo que tendremos que seguir los protocolos del distanciamiento social, y otros que serán implementados como el uso de escaneo térmico, uso de mapas digitales, compras virtuales, recibos y trámites por correo electrónico, entre otras medidas para evitar aglutinarnos.

El Gobierno de México deberá seguir impulsando medidas que protejan a los ciudadanos y generen las condiciones para reactivar las actividades, recuperando empleos y retrocediendo las pérdidas financieras que dejó la pandemia a nivel internacional.

Gabriela Jiménez es presidenta de la Fundación Dime y juntos lo Hacemos e Integrante del Colectivo 50+1