Opinión: Reinventar la Conavim, el reto para Dra. Alanís Sámano

0
174
views

Por Gabriela Jiménez Godoy
Presidenta de la Fundación Dime y Juntos lo Hacemos e Integrante del Colectivo 50+1

La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, facultada para diseñar la política nacional para erradicar la violencia contra las mujeres y promover una cultura de respeto a sus derechos humanos.

Esta dependencia tiene la responsabilidad de trazar las bases de coordinación entre los tres niveles de gobierno y promover así, con el uso eficiente de los recursos públicos, el cumplimiento de los instrumentos jurídicos y atender las obligaciones internacionales del Estado mexicano en materia de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres.

No menos importante, es la elaboración del Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, con lo que el Estado promueve la igualdad y combate la discriminación en contra de las mujeres.

Destaco la importancia de esta dependencia, porque como engranaje fundamental de la política pública, desafortunadamente se ha incrementado la violencia en contra de las mujeres en los primeros seis meses del año 2020.

Con base en el último reporte federal, se contabilizan 549 feminicidios al mes de julio y las llamadas de emergencia al 911 entre enero-junio por violencia contra la mujer aumentaron 45.8% respecto al mismo periodo de 2019. De un total de 131,224 llamadas en el primer semestre, más del 55% fueron por violencia familiar, alrededor del 19% por violencia de pareja, 20% por violencia contra la mujer y el 1.4% por violencia sexual.

Ante este escenario, se modificó la estrategia nacional para combatir la violencia, iniciando con el nombramiento, de la Dra. María Fabiola Alanís Sámano, como nueva titular de la Conavim. La Dra. Alanís tiene una amplia trayectoria como promotora de los derechos humanos, fungió como Dirección General en el INMUJERES y se le reconoce su participación como impulsora de diversos instrumentos para la atención de víctimas.

Entre sus prioridades está la intención de reconfigurar las “Alertas por Violencia de Género”, para transparentar y generar mecanismos de seguimiento y evaluaciones de mayor rigor. Acompañado de nuevos protocolos de coordinación entre las instituciones federales y estatales, para atender en forma más eficiente un problema que ha tomado dimensiones inimaginables y que está matando a 11 mujeres al día.

Se ha criticado que las Alertas no funcionan y que no generan círculos virtuosos para contener la violencia en contra de las mujeres, por lo que aplaudo desde la Sociedad Civil, que se tenga tan claro que las cosas no estaban funcionando y se dé un golpe de timón contundente. Todas las mujeres que vivimos en este país, agradecemos que se le cambie el rostro a la Conavim y que ello derive en la mejor protección de todas nosotras.