Opinión: ¿Qué son las donatarias autorizadas?

0
225
views

Por Edgar F. Garza Ancira
Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

La empatía y la solidaridad por atender y solucionar problemas y mejorar las condiciones de vida de los demás, son el motor que motiva a ciudadanos comprometidos a constituir asociaciones en todo el país. 

La sociedad civil a través de asociaciones identificadas como donatarias autorizadas, ofrece recursos, conocimiento e interés en la solución de problemas locales y nacionales. Incrementa la cultura y la participación ciudadana, aporta servicios a la comunidad, generan empleos, contribuye a la reconstrucción del tejido social mediante acciones en materia de alimentación, salud y educación.

Muchas de ellas enfrentan dificultades para operar y cumplir sus objetivos por falta de recursos, por lo que miles han obtenido la calidad de donataria autorizada sin fines de lucro que emite el SAT, para recibir donativos sin límite en efectivo o especie, con la posibilidad de evitar el pago de impuestos al comercio exterior por la entrada al país de mercancías donadas para ser destinadas al apoyo de las regiones en las que trabajan.

En agosto del 2019 se contabilizaron 9,366 donatarias autorizadas en todo el país. Se registró un crecimiento del 1.04% con relación al 2018, donde el 63% (5,927) se dedicaron a la asistencia social; 14% (1,341) a la educación; 8% (764) a la cultura. La Ciudad de México fue la que mayor número concentró con 2,881.

Son muchas sus obligaciones entre las que destacan: poner a disposición del público la información relativa a su manejo, presentar su declaración anual, informar cualquier cambio en sus estatutos, así como la venta o enajenación de bienes, ingresos y erogaciones efectuadas. 

A pesar de que realizan actividades de apoyo y soporte a las tareas de los gobiernos, en la Miscelánea Fiscal 2021 se introdujeron medidas adicionales para evitar la presunta comisión de delitos fiscales por parte de los donantes. Por ejemplo, se estableció que si se obtiene más del 50% de sus ingresos por actividades no relacionadas a su objeto social, perderán su autorización para operar.

Las donatarias no se mantienen sólo con las donaciones. En México, la cultura de la donación es mínima, por lo que realizan diversas actividades para obtener recursos y usarlos para sus causas sociales. Se vislumbra que las nuevas medidas administrativas, afectarán las operaciones de las donatarias pequeñas y podrían extinguirlas, debido al limitado acceso a recursos económicos.

Las donatarias autorizadas son espacios de encuentro que fomentan la construcción de lazos sociales, permiten la inclusión, el desarrollo y el beneficio para miles de personas.

Limitar la participación de las donatarias autorizadas, es permitir el crecimiento de la brecha social y la disminución del empoderamiento ciudadano. Debe prevalecer el fortalecimiento del sector social y no su restricción.