Opinión: ¡Qué difícil adquirir oxígeno medicinal!

0
197
views

Por Edgar F. Garza Ancira

Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

Desde principios de enero de 2021 se dio un repunte masivo de contagios, de personas fallecidas, saturación de hospitales públicos y privados, el agotamiento del personal médico e insuficiencia de medicamentos e insumos básicos.

En México, se deben quizá contar en miles los pacientes que no fueron recibidos en los hospitales y podrían ser miles, quienes se decidieron ser atendidos en sus domicilios o tomaron esa decisión propia, por algún médico o la familia, bajo el riesgo de morir debido a la escasa oportunidad de recibir atención médica especializada.

Sumado a la situación que experimentan las familias por sus enfermos, se deben considerar las posibles 8 horas haciendo una fila para poder recargar un tanque con oxígeno medicinal y el gasto económico que les representa para adquirirlo, o bien, conseguir un concentrador de oxígeno, que a menudo se vuelve una carrera contra reloj para intentar sobrevivir al Covid-19.

Ante el aumento en la demanda por adquirir oxígeno medicinal se ha generado un irregular y caótico mercado de abusos por parte de proveedores y acaparadores minoristas, quienes han aumentado hasta en un 200% su valor y recargas. Esta situación, en detrimento de la economía de las familias, las cuales en su mayoría se encuentran imposibilitadas para pagar precios tan elevados.

Por ejemplo, un tanque portátil con capacidad de 682 litros, cuyo costo en la empresa INFRA es de 5 mil 999 pesos, se adquiere hasta en 20 mil pesos y un cilindro de 3 mil 450 litros, que originalmente costaba 19 mil pesos, se revende hasta en 80 mil pesos.

Las autoridades detectaron que a través de las redes sociales, el mercado negro anuncia tanques presuntamente robados o de uso industrial (no son aptos para uso medicinal), y en la mayoría de los casos son fraudes, ya que los compradores nunca reciben el tanque y pierden su dinero.

Las cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ponen en perspectiva el reto que enfrenta el país. Desactivó de internet mil 200 perfiles de Facebook por vender tanques de oxígeno a precios excesivos y bloqueó 130 páginas de comercio electrónico que defraudaban a los usuarios.

Para enfrentar la emergencia, el gobierno federal facultó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), otorgar autorización expedita a proveedores de oxígeno medicinal para enfrentar la crisis de suministro. Además, llamó a las personas que tienen tanques y dejaron de utilizarlos, a que los puedan prestar o donar, ya que en ocasiones el problema no es el oxígeno, sino la falta de cilindros.

Ante tal situación, como sociedad debemos denunciar los abusos que se cometan y las autoridades correspondientes sancionarlos, para inhibir la escasez, el encarecimiento y los fraudes, que pueden poner en riesgo la vida de miles de personas.