Opinión: Paridad total en las elecciones del 2021

0
144
views

Por Gabriela Jiménez Godoy
Presidenta de la Fundación Dime y juntos lo Hacemos e Integrante del Colectivo 50+1

La tarde del 6 de noviembre de 2020, marcará un parteaguas en la vida democrática en México. El Instituto Nacional Electoral (INE), en apego a sus facultades constitucionales como autoridad máxima en la regulación de los procesos electorales, tomó una decisión de proporciones históricas, debido a que en el 2021, los partidos políticos o coaliciones estarán obligados a postular al menos a 7 mujeres como candidatas a gobernadoras.

Vivimos tiempos inéditos de paridad e igualdad de género, se ha construido mucho a lo largo de la última década. La igualdad jamás será un exceso en un país democrático, por lo que, como sociedad debemos reconocer la fortaleza y autonomía de decisión del INE, y a pesar de las presiones externas, tuvo la firmeza y convencimiento de asegurar la “paridad total” en las próximas elecciones.

Recordemos que en la historia de México sólo 7 mujeres han ocupado la máxima distinción de poder que se otorga en las entidades federativas, por lo que el proceso electoral que estamos viviendo, será una extraordinaria oportunidad para que las mujeres que contiendan por una gubernatura, le demuestren a la ciudadanía que nuestro género tiene la experiencia, capacidad y estamos listas para tomar las mejores decisiones en beneficio de la población.

Otro tema que suma importancia y que permitirá un proceso electoral mucho más justo para las mujeres, tiene que ver con el otorgamiento de nuevas facultades al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con objeto de castigar en forma implacable la propaganda que calumnie, denigre o divulgue imágenes o información privada de una mujer candidata. Es tiempo de terminar con la guerra sucia en campañas y quien se atreva a efectuarla para frenar a una candidata, lo pagará con prisión.

Destaco con agrado y orgullo la decisión adoptada por el INE en la sesión del pasado 28 de octubre. A partir de la exigencia ciudadana y de diversas manifestaciones de organizaciones civiles, logramos que el máximo regulador en materia electoral aprobara la Iniciativa 3de3, con lo que se le exigirá a los aspirantes a una candidatura, firmar un formato en el que se asegure: “No haber sido persona sancionada por violencia familiar; por delitos sexuales y por el incumplimiento de la pensión alimenticia”.

Como se ha insistido, el proceso electoral del 2021, será un proceso inédito, en donde las autoridades han sido fortalecidas y dotadas con facultades suficientes para depurar, combatir y erradicar la violencia política de género. Lejos han quedado los años en los que se concedía una cuota de género a las mujeres. Hoy, hemos pasado de la paridad en candidaturas a la paridad en la representación y el próximo año, más mujeres gobernarán y serán responsables de tomar las mejores decisiones en beneficio de todas y todos.