Opinión: Mayor atención a menores de edad en México

0
456
views

Por Édgar F. Garza Ancira
Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

Desde gobiernos anteriores y antes de la pandemia se venía presentando un fenómeno de invisibilidad de la niñez, el cual se profundizo con la emergencia sanitaria, que desplazó problemas como el aumento de la desnutrición y la explotación laboral infantil, entre otras situaciones sociales.

De los más de 40 millones de niños que hay en México, más de la mitad se encuentran en pobreza y 4 millones viven en pobreza extrema, teniendo que abandonar las escuelas para trabajar en las calles y llevar algo de dinero a sus casas. Existen casos de infantes que sufren insultos, amenazas y agresiones sexuales, teniendo que guardar silencio para sobrevivir.

Entre enero y octubre del 2020, 10 mil 198 menores de 0 a 17 años de edad fueron víctimas de lesiones, mil 971 de homicidio, mil 426 de corrupción de menores, 221 de trata de personas, 163 de extorsión, 93 de feminicidio, 92 de rapto y 68 de secuestro. Además del incremento de un 34.2% de las tensiones en el hogar al registrarse 586 mil 834 llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia familiar.

Debido al cierre de escuelas y ante los despidos de miles de adultos, se estima que el trabajo infantil aumentará entre un 11.5% y 17%, así como el probable reclutamiento y desaparición de menores relacionados al crimen organizado, para realizar actividades como narcomenudeo, trata de personas con fines de explotación sexual o servicios forzados y explotación laboral.

Ante este panorama hay confianza en que se priorizará la cobertura de los principales programas y servicios a los grupos tradicionalmente excluidos, que les permita mejorar sus condiciones de vida y fortalecer los mecanismos de prevención, identificación y denuncia de casos de violencia, así como el fortalecimiento del Sistema Integral de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA), el cual coordina las acciones públicas de atención e injerencia para el bienestar de la población infantil y adolescente.

Cabe señalar que uno de cada 10 niños y niñas menores de 5 años de edad en México registra desnutrición crónica, uno de cada 3 niños y niñas de 6 a 11 años presenta sobrepeso y obesidad, teniendo que fortalecerse los mecanismos de detección oportuna de todas las formas de malnutrición y promover mejores prácticas alimenticias.

Asimismo, tres de cada 10 adolescentes de entre 15 y 17 años se encuentran fuera de la escuela, a lo cual se deben fortalecer los sistemas de alerta temprana a nivel nacional para que la información recibida de dichos sistemas pueda ser utilizada por las autoridades educativas para prevenir el abandono escolar.

Existe certeza en que se adoptarán acciones que visibilicen las desigualdades sociales que padecen millones de menores de edad e implementar políticas de apoyo que reduzcan la brecha que separa a estos menores del resto que sí cuentan con mayores oportunidades.