Opinión: La Guardia Nacional Financiera

0
613
views

Por: Edgar F. Garza Ancira
Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

Como parte de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, desde el 2019, el Gobierno Mexicano desarrolla la propuesta normativa para crear la Guardia Financiera, que será la unidad policial especializada en investigación de lavado de dinero para disminuir la fortaleza económica de las organizaciones criminales y bloquear su capacidad operativa.

La nueva institución integrará al personal de la policía cibernética federal y a una célula dependiente de la Guardia Nacional. Permanecerá adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y en estrecha colaboración con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Se estima que su implementación se consolide en un periodo de cuatro años.

La Guardia Financiera apoyará técnicamente las investigaciones que realice la Fiscalía General de la República (FGR), en las denuncias presentadas por la UIF y en la ejecución de órdenes de arresto contra quienes realicen operaciones ilegales con recursos de procedencia ilícita, al tener acceso a información sobre impuestos, registro federal de contribuyentes y registro de empresas, entre otros datos.

La creación de este organismo se sustenta en el artículo 245 del reglamento de la Guardia Nacional, que permite la utilización de técnicas especiales de investigación para la prevención de los delitos que afecten directamente a la Federación.

De esta manera se reforzará el trabajo que realiza la UIF, al elaborar tipologías que muestren los métodos que usa la delincuencia organizada para ingresar al sistema financiero. Asimismo, homologará criterios y plataformas tecnológicas para productos de inteligencia patrimonial, fiscal y económica; congelará cuentas vinculadas a delitos; identificará y bloqueará activos. También tendrá coordinación con instancias internacionales para intercambiar información.

Sus actividades estarán enfocadas en los flujos de recursos sospechosos en colaboración con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), para una fiscalización y actuación inmediata contra las operaciones de procedencia ilícita, defraudación fiscal y flujos económicos de la delincuencia organizada y los defraudadores de cuello blanco.

La puesta en marcha de la Guardia Financiera comenzará con la reforma al Reglamento Interno de la Guardia Nacional, para definir su posición dentro de la estructura. Posteriormente se elaborará y aprobará su composición orgánica, así como la elaboración y autorización de manuales de operación. Finalmente se darán los informes de resultados de la nueva institución.

Confiamos que la creación de la Guardia Financiera, permitirá una coordinación eficiente y efectiva con todas las dependencias involucradas, que anulará las operaciones con recursos de procedencia ilícita que organizaciones delictivas realizan en México.