Opinión: La diversidad laboral empresarial

0
216
views

Por Edgar F. Garza Ancira.
Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

La pandemia cambió radicalmente los planes laborales y el desempeño de las empresas. Ante las circunstancias por las que atravesamos, la incertidumbre puede conducirnos por dos caminos: paralizarnos y no saber qué hacer, o bien, innovar para encontrar nuevos métodos de actuación, como respuesta a las afectaciones enfrentadas.

Obtener reconocimiento en distintos ámbitos y posicionarse como referente en el mercado son algunas de las metas que todas las empresas tienen. Para lograr estos propósitos, se debe tener a los mejores profesionales, puesto que son quienes darán todo su esfuerzo, conocimiento y energía para este fin. 

Es así que las empresas deben aprovechar sus capacidades, experiencia, formación, conocimientos, habilidades y contar con los mejores perfiles con capacidad creativa, adaptables, con pensamiento crítico, empáticos, íntegros, optimistas y proactivos, lo cual les permitirá tener capacidad de reacción y estar preparadas ante la nueva realidad. 

Formar equipos de trabajo exitosos no es tarea fácil, pero hay un factor clave para poder lograrlo: la diversidad laboral. En el mercado existen profesionales de todas las edades, con distintas experiencias, formación, conocimientos, habilidades, gustos y preferencias. Son estas variedades de personalidades, las que enriquecen a las empresas y nutren el conocimiento de los colaboradores.

Disponer de una diversidad de capacidades, talentos y géneros, abre la puerta a una variedad de soluciones innovadoras y creativas

La diversidad laboral en las organizaciones promueve la individualidad y reconoce que cada persona puede contribuir con ideas, soluciones diferentes y nuevas propuestas. 

En las empresas la diversidad brinda la oportunidad de contar con una fuerza laborar más calificada, que permita al negocio nuevos emprendimientos, así como aprovechar y explotar todo su potencial. 

Cada persona tiene algo diferente que aportar en su entorno laboral. Lograr conjuntar distintos tipos de profesionales dentro de un mismo equipo, la combinación de ideas, la creatividad y el compromiso harán que ese grupo sea muy exitoso y ayude a la empresa a alcanzar una ventaja competitiva para el negocio, donde se privilegie la oportunidad de crecer, aprender y contribuir.

Lo recomendable es poner en práctica técnicas que permitan elevar el bienestar de los empleados, tales como: el trato justo, la igualdad en el acceso a las oportunidades, la innovación, la creatividad, flexibilidad en el trabajo, así como la resolución de problemas de forma ágil y colaborativa, lo que se reflejará en el alza de la productividad. 

Si las empresas logran implementar mejores prácticas y estrategias, conseguirán ventaja competitiva en el mercado, aparejado de un mejor ambiente laboral para sus colaboradores.