OPINIÓN: La contingencia, el momento de cuidarnos en conjunto

0
340
views

Por Gabriela G. Jiménez Godoy

El inicio del COVID-19 (Coronavirus) en China y su forma acelerada de propagación en Italia y España, nos invita a reflexionar la manera en que juntos podamos mitigar y contener la expansión de este virus, si seguimos las recomendaciones.

Se sabe que este virus se transmite por el contacto directo con las secreciones que expulsa una persona cuando tose y estornuda, así como al tocar superficies contaminadas. Los síntomas que se presentan después de algunos días pueden versar en fiebre, tos seca, fatiga e insuficiencia respiratoria. En casos más graves, se presenta neumonía y en algunos pacientes, puede causar la muerte. Los adultos mayores, personas con enfermedades crónicas, cardiovasculares o mujeres embarazadas, son los grupos poblacionales más vulnerables.

Al momento de escribir estas líneas, nuestro país se encuentra en Fase 1 de contingencia con base a datos oficiales, reportándose 367 casos positivos, 794 sospechosos y 4 defunciones por COVID-19. Aunque se calcula que en una emergencia alrededor del 20% de casos, requerirán hospitalización, 5% entrarán a una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y alrededor del 2.5% necesitará ayuda intensiva como ventiladores u OMEC (Oxigenación por Membrana Extracorpórea). Este panorama se muestra complejo para nuestro Sistema de Salud en el país, pues se requerirían recursos extraordinarios, ante una contingencia mayor.

A través de la estrategia de “Sana distancia”, nuestras autoridades gubernamentales invitan a la ciudadanía a mantenerse a un metro, al menos, de distancia con otra persona, a no saludar de mano ni dar abrazos, así como a quedarse en casa, saliendo sólo para casos estrictamente necesarios.

El objetivo es evitar los contagios por coronavirus. Cuantos menos casos haya, mejor podrá funcionar el sistema sanitario y más baja será la tasa de mortalidad.

Para evitar el riesgo de contagio, se recomienda:

Lavar tus manos con agua y con jabón, así como utilizar un desinfectante de manos que contenga 70% de alcohol.
Toser o estornudar en la parte interna de tu codo.
Evitar el contacto directo con cualquier persona que tenga tos u otros síntomas similares a los de la gripe.
Evita compartir artículos personales como cubiertos, platos, vasos o botellas.
Mantener los espacios comunes en ventilación.
Desinfectar los centros de trabajo, las escuelas, el transporte y todo utensilio común.
Distanciamiento social, lo que significa mantener en casa, incluso para las actividades laborales.
En caso de presentar síntomas como fiebre, tos, estornudos o dificultades al respirar, busca asistencia médica.

En estos momentos, se recomienda que se designe a un integrante de la casa, cuando se requieran realizar actividades esenciales, tales como:

Comprar comida y productos de higiene.
Comprar medicamentos.
Asistir el médico.

Sin duda, es importante que en esta contingencia, consideremos el consumo local como la fuente principal para proveer nuestros alimentos y productos esenciales, pues estos mercados y tiendas locales, requieren del apoyo económico que les generamos día con día para poder subsistir. Ahora, es un buen momento de reconsiderar el consumismo, no hacer compras de pánico y preferir reactivar la economía local, lo cual puede seguir siendo así, aún después de la contingencia.

Gabriela Jiménez es Presidenta de la Fundación Dime y Juntos lo Hacemos e Integrante del Colectivo 50 + 1