Opinión: Incrementa por pandemia la explotación sexual infantil

0
181
views

Por Gabriela Jiménez Godoy
Presidenta de la Fundación Dime y juntos lo Hacemos e Integrante del Colectivo 50+1

De acuerdo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en su reporte de octubre del 2019, México es el primer país de Lationoamérica con las mayores cifras en explotación sexual infantil. Se menciona que el 60% de la pornografía infantil consumida en el mundo, se genera en nuestro país.

El 19 de noviembre fue el Día Nacional contra el Abuso Sexual Infantil. Este delito que se castiga con cárcel, se ha incrementado en la pandemia por COVID-19, debido a que los menores están obligados a quedarse en casa, posiblemente con sus agresores y quizá a que pasan mayor tiempo en internet.

Considerando que la explotación sexual comercial es la “utilización de los niños, niñas y adolescentes para la satisfacción sexual de y por adultos, a cambio de remuneración económica o en especie al niño o a terceras personas, o sin remuneración”, la UNICEF refiere que el abuso y la violencia sexual son prácticas criminales de inigualable sufrimiento para los menores.

Llaman la atención las recientes estadísticas del Gobierno Federal -proporcionadas a través del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo-, acerca de que se están descubriendo miles de redes de prostitución infantil en distintos estados del país, principalmente en Cancún, Jalisco, Tijuana, Guerrero y Chihuahua. El modus operandi consiste, desde el contacto a través del enamoramiento, hasta su evolución en el hackeo de datos, accediendo a redes sociales, celulares y computadoras, obligando a menores a hacer muestras sexuales bajo amenazas.

Es plausible la estrategia del gobierno al identificar estas redes a través de las cuentas bancarias, investigaciones financieras y cambios de razón social de “empresas” que se camuflajean ofreciendo servicios para enganchar a las niñas, niños y adolescentes.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reporta que cada año 5.4 millones de menores en México son víctimas de abuso sexual, estimando que sólo el 2% de los casos se denuncian, que el 30% de los abusos provienen de familiares directos, el 60% por alguien en quien confía la familia o por niños mayores que ellos.

Entre gobierno, sociedad civil y ciudadanía reforcemos las estrategias para prevenir, reconocer señales de explotación o abuso y denunciarlos a tiempo. SIPINNA cuenta con material informativo de fácil acceso y se le puede contactar en sus redes sociales. Existen líneas telefónicas de apoyo en la Fiscalía Central de Investigación para Delitos Sexuales a través del 55 53 46 81 10 y el Centro de Atención a Víctimas de Delitos Sexuales en el 55 52 00 96 32.

Pero sobre todo, fomentemos una educación de confianza con nuestros hijos e hijas, en donde puedan contarnos cualquier indicio de estos actos y entendamos que una denuncia a tiempo salvará la vida y futuro de un inocente.