Opinión: Finanzas sanas en las empresas permitirá trascender

0
311
views

Por Edgar F. Garza Ancira
Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

El 2020 es un año donde las situaciones fueron difíciles para todos los sectores. La atención a la emergencia de salud es cada vez más necesaria y las expectativas de regresar a la normalidad podrían darse hasta el segundo semestre del próximo año, en el que aumentará el nivel de las actividades económicas, aunque por debajo de los niveles que se tenían en 2019. Esto representa retos enormes para las empresas y el sostenimiento de los empleos, por ello es necesario realizar una correcta planeación de las operaciones de las compañías.

Las empresas deben entender el contexto, naturaleza de la crisis y los alcances que tendrá. Asimismo, tendrán que realizar una evaluación de cuál es su objeto y qué implica su modelo para adaptarlo de inmediato a las circunstancias presentes y futuras. Lo importante es evitar paralizar el negocio, adecuarlo a las necesidades del mercado y destacarse de la competencia mediante conceptos innovadores.

Los clientes son el principal motor de cualquier empresa, por lo que las energías siempre deben estar enfocadas en garantizar los mejores productos o servicios.

Las empresas que no sobrevivieron, fueron aquellas que generaron un endeudamiento excesivo basado en gastos e inversiones que no le aportaron valor o que tuvieron ingresos inferiores a los gastos. Entonces, para lograr que las compañías tengan éxito y perduren, requieren tener finanzas sanas.

La salud financiera es clave para hacer crecer cualquier negocio, ya que permite contar con la capacidad de ejecución y funcionamiento óptimo de las actividades empresariales, como son las acciones de marketing y comerciales, los procesos operativos, la compra de materiales para producir o las inversiones en infraestructura.

Para tener las finanzas controladas y ordenadas se debe conocer el valor de todos los activos que conformen la empresa, el volumen de ingresos y gastos, procurando gastar sólo en aquello que es indispensable para el funcionamiento, desarrollo y operación.

Apostar por la fórmula lealtad empresa-empleado permite incrementar la productividad a través del compromiso del talento humano. Además realizar un análisis sobre los beneficios de la actividad comercial ya que permite conocer la viabilidad de la empresa.

Mantener el control de los recursos para que siempre estén orientados a añadir valor a los productos o servicios, contar con saldo en las cuentas para afrontar situaciones imprevistas y ofrecer respuestas ágiles para impulsar acciones estratégicas que impulsen los negocios hacia un crecimiento rentable y sostenido.

Debido a que la emergencia sanitaria continúa, las empresas deben adaptarse y reinventarse a diario; utilizar estrategias financieras que les permitan cumplir con sus obligaciones, así como ahorrar e invertir para impulsar el crecimiento de la organización.