Opinión: Cooperativas una alternativa para generar empleo

0
355
views

Por Edgar F. Garza Ancira
Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

Contar con ingresos es de la mayor relevancia para el desarrollo de una sociedad. El desempleo en México ha crecido considerablemente en los últimos años, sobre todo en el 2020 debido a la pandemia, que ha provocado más pobreza en las familias mexicanas y han recurrido a la informalidad para conseguir el sustento.

Una alternativa al desempleo y a la informalidad es el fomento a la economía social (cooperativas) que permiten generar puestos de trabajo, sobre todo para los jóvenes, que no tienen capacidad económica para emprender, pero sí ideas innovadoras.

Generar empleos e ingresos a cientos de familias son los objetivos principales de las sociedades cooperativas, empresas formales que surgen en sitios donde la organización social es el único elemento presente y donde los programas de gobierno, más una formación y tutoría adecuada, solidifican empresas pequeñas y medianas bajo intereses comunes, con principios de solidaridad, esfuerzo propio y ayuda mutua para satisfacer necesidades individuales y colectivas.

Esto permite a los socios acceder a sistemas de seguridad social y fomento a la educación, capacitación, productividad y competitividad y restaurar el tejido social al mejorar la calidad de vida en las regiones.

Las cooperativas contribuyen a la innovación social y las Pymes que crean se enfocan a proveer a los sectores productivos y de servicios y atienden negocios locales e incluso globales.
Además, generan beneficios intangibles y de promoción en la autonomía de las mujeres al fortalecer sus ingresos propios y familiares, lo que las empodera económicamente, las posiciona en su estructura familiar e incrementa su autoestima al participar en actividades productivas.

Y contribuyen a disminuir la pobreza, la desigualdad y las brechas de género al aportar progreso a sus familias, llegando a contrarrestar los actos de violencia.

Este sector es una opción real para generar empleo y desarrollo comunitario, pues no buscan lucro ni especulación sino el beneficio común. Así que tanto el gobierno federal como los gobiernos estatales han puesto en marcha programas de apoyo a este sector.
Tan sólo la Ciudad de México ha beneficiado a 391 cooperativas que elaboran productos agropecuarios, plantas ornamentales, juguetes, alimentos, artesanías y textiles, por ello se requiere fomentarlas para generar mayores fuentes de empleo, para los mexicanos que están en busca de opciones laborales.

Las cooperativas ofrecen innumerables beneficios a la población en general, pero se debe combatir la falta de financiamiento, escasas redes de colaboración, poca preparación de sus socios, complejidad de la organización, así como la falta de difusión y desconocimiento total en algunos sectores para que florezcan como alternativas viables.