No les voy a fallar, promete AMLO en el Zócalo

“No les voy a fallar, no se van a decepcionar; estoy muy consciente de mi responsabilidad histórica. No quiero pasar a la historia como un mal Presidente", dijo Andrés Manuel López Obrador ante una multitud reunida en el Zócalo capitalino de la Ciudad de México.

0
215

“Quiero pasar a la historia como un buen Presidente”, dijo Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo de la Ciudad de México.

La Plaza de la Constitución, que apenas hace un par de semanas le fue negada para su cierre de campaña, lucía pletórica de gente entusiasmada, esperanzada, creyente en esa cuarta transformación histórica de la que tanto ha hablado el candidato.

“Vengo a agradecerles por su apoyo por su confianza desde este Zócalo de la Ciudad de México, corazón político, social, cultural de nuestra república. Un saludo a todas, a todos los mexicanos”, comenzó Andrés Manuel y fue interrumpido por un coro multitudinario “Es un honor estar con Obrador”, esa vieja consigna que durante dos sexenios lo ha acompañado en su cuasi eterna campaña.

“Mi agradecimiento sincero, a todas, a todos los que participaron en esta jornada electoral donde de manera libre y soberana el pueblo de México decidió iniciar una etapa nueva de la vida pública del país”, expresó y fue interrumpido por un “Sí se pudo, sí se pudo…”

Y llegó la palabra tan temida por muchos: “triunfó la revolución de las conciencias y como lo hicimos en el cierre de campaña, no podemos dejar de reconocer que este triunfo pertenece a todas y a todos.

“Es el esfuerzo de muchos dirigentes sociales, políticos, de muchos ciudadanos y líderes campesinos, obreros, estudiantes, profesionales, de todas las clases sociales, de todos los sectores, de todas las religiones. Millones de católicos, millones de evangélicos de todas las denominaciones, millones de librepensadores”.

Recordó a los dirigentes sociales, políticos, “que desde hace muchos años han venido luchando por el establecimiento de una verdadera democracia en nuestro país. Ellos comenzaron este movimiento… muchos de los que iniciaron con nosotros, se nos adelantaron, son finados, pero estoy seguro que desde el cielo están celebrando este triunfo que ayudaron a consumar.”

Y ahí, en el corazón de México, en el centro de la Gran Tenochtitlán. Ahí, donde hace 693 años se posó un águila sobre un nopal para devorar una serpiente, Andrés Manuel López Obrador estableció un compromiso:

“No les voy a fallar. No se van a decepcionar. Estoy muy consciente de mi responsabilidad histórica. No quiero pasar a la historia como un mal Presidente. Conozco lo que han dicho todos los presidentes, desde Guadalupe Victoria hasta el actual y quiero pasar a la historia como un buen Presidente de México. ¡Sí se pudo! ¡Viva México!”

NO COMMENTS