20 años después… ¿Dónde jugarán las niñas?

Este viernes 1 de septiembre en el Palacio de los Deportes, Molotov celebra dos décadas de su legendario primer disco

0
383

En julio de 1997 surgió una revolución: el álbum ¿Dónde jugarán las niñas? de Molotov.
No es una exageración. Ese disco rompió barreras, provocó un escándalo mayúsculo y lanzó a esta banda al estrellato.

Molotov surgió el 23 de septiembre de 1995 en la Ciudad de México. Las letras de sus canciones se caracterizan por el manejo del albur (o doble sentido) y del “humor lacra” como ellos mismos le dicen, mezclando la sátira con el humor personal de cada uno de los integrantes.

“La Maldita Molocha”, como también son conocidos, estará de vuelta en los escenarios de la CDMX para conmemorar dos décadas del lanzamiento de su gran obra maestra sonora: ¿Dónde jugarán las niñas?, un disco que marcó un parteaguas dentro de la escena del rock nacional, y que hasta hoy en día continúa con gran firmeza y entereza influyendo en las nuevas generaciones.

Esta tocada llena de adrenalina y energía, donde interpretarán todo este álbum de principio a fin, se realizará este viernes 1 de septiembre en el Palacio de los Deportes.

¿Dónde jugarán las niñas? fue producido por el Rey Midas del rock latinoamericano, Gustavo Santaolalla, y su colega Aníbal Kerpel. El título del disco fue una parodia del álbum ¿Dónde jugarán los niños?, de Maná.

Desde su lanzamiento, este material causó gran controversia y polémica por el fuerte contenido y lenguaje explícito en sus letras. Además, en su portada mostraba el cuerpo de una joven en uniforme escolar sentada en el asiento trasero de un automóvil con las pantaletas bajadas hasta las rodillas.

Muchos establecimientos se negaron a vender el álbum por estos motivos; sin embargo, los integrantes de Molotov (Tito Fuentes, Micky Huidobro, Paco Ayala y Randy Elbright) decidieron salir personalmente a vender sus discos en la calle; como ya eran conocidos, las ventas fueron un éxito y las tiendas se vieron obligadas a comercializarlo.

Dos de las canciones de esta producción, que se han convertido en temas emblemáticos y obligados a tocar en sus shows, y que han sido muy controversiales son Gimme tha power, que criticó duramente a los políticos de aquel entonces y que hoy en día lo sigue haciendo, así como Puto, que fue considerada un insulto por la comunidad gay, pero que todo mundo canta, baila y brinca.

La producción obtuvo una nominación como Mejor Álbum de Rock Latino Alternativo en los premios Grammy Latino de 1998. También fue reconocido por importantes publicaciones norteamericanas como The New York Times y Chicago Tribune. Igualmente, recibió varios discos de oro y platino por sus altas ventas en España, Chile, Argentina, Colombia, Estados Unidos y por supuesto México.

Molotov es sinónimo de polémica y un sonido de alto voltaje. Con el lanzamiento de su primer disco, ¿Dónde jugarán las niñas?, se colocaron como una de las bandas favoritas de los jóvenes. Después, llegaron sus álbumes Molomix, Apocalypshit, Dance And Dense Denso, Con Todo Respeto, Eternamiente, Desde Rusia Con Amor y Agua Maldita.

CENSURA EN MÉXICO, HALAGOS EN EL MUNDO

Una vez que salió a la venta ¿Dónde jugarán las niñas?, algunos críticos como el portal web Allmusic compararon a Molotov con otras agrupaciones extranjeras como Beastie Boys y Rage Against the Machine. En su reseña, Stephen Thomas Erlewine elogió el sonido distintivo del álbum, además de resaltar su portada provocativa.

Sus canciones de crítica social y política del gobierno mexicano “incendiarias por naturaleza” se convirtieron en el rasgo distintivo de la banda.

A pesar de que las tiendas de discos se negaban a venderlo y las estaciones de radio a tocarlo y que los mismos miembros de Molotov tuvieron que salir a venderlo en las calles, en Estados Unidos varias publicaciones promovieron el álbum como “uno de los mejores de 1998”, entre ellas The New York Times, Chicago Tribune y Newark Star-Ledger.

DÓNDE: Palacio de los Deportes
CUÁNDO: 1 de septiembre
HORA: 20:30
PRECIO: $260 – $600

NO COMMENTS