Metallica después de Lady Gaga

Esta semana llega a la CDMX la agrupación de heavy metal más importante del mundo, pésele a quien le pese

0
487

Hace muchísimos años que Metallica dejó de ser true. Para una gran parte de los metaleros de corazón, el cuarteto originario de Los Ángeles pero crecido en San Francisco, dejó de “hacer metal” desde aquel legendario Black Album, llamado simplemente Metallica (1991), que los alejó de los senderos del thrash y speed metal en que iniciaron su camino, pero que los catapultó hacia el temido mainstream.

Bajo la producción de Bob Rock, la agrupación se alejó de sus congéneres Slayer, Anthrax y Megadeth (los otros tres de los Cuatro Grandes del Thrash) y se acercó (al menos por la relación del productor) a agrupaciones como Bon Jovi y Mötley Crüe.

Y así ha sido desde hace 26 años. Para unos Metallica son los reyes del heavy metal, para otros solo son unos posers vendidos.

120
millones de discos ha vendido Metallica 

1
millón de discos ha vendido su más reciente producción Hardwired… to self-destruct

La realidad es que James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y “Roberto” Trujillo han entendido a la perfección el concepto de evolución y no han parado de crecer musical y artísticamente sin miedo al “qué dirán” y han logrado convertirse en una de las instituciones más sólidas del mundo del entretenimiento, no solo del metal.

La prueba más reciente fue su aparición hace 12 días en la entrega de los Premios Grammy, donde sin empacho alguno tocaron al lado de la estrella pop Lady Gaga provocando el enojo de millones y el beneplácito de millones más.

Luego de que le falló el micro al vocalista James Hetfield (los teóricos, incluido el productor del evento, Ken Ehrlich, aún no se ponen de acuerdo sobre la causa del error técnico), la colaboración Metallica-Lady Gaga fue bastante afortunada.

Iggy Pop, el papá del Punk

El nombre de Iggy Pop es historia pura.Se le considera uno de los artistas más innovadores del rock pues, a pesar de no formar parte del mainstream, su trabajo ha dado pie al surgimiento de géneros ya clásicos como el punk, el post punk, el heavy metal e incluso el art rock.

Su torso desnudo y su desinhibida y salvajemente sexual forma de actuar, que incluía cortarse el pecho con botellas de vidrio rotas, lo han convertido en un ícono de la cultura pop que el público azteca podrá disfrutar previo a Metallica.

La cantante mostró tener muchas más agallas de las que los metaleros true esperaban y, de hecho, salvó el show con su voz, su atuendo, sus movimientos y un épico stage diving (lanzarse al público).

Con todo, esta no ha sido la apuesta más arriesgada de Metallica. Basta recordar el polémico álbum Lulu (2011)en el que acompañaron al genio del art rock Lou Reed y que, a la fecha, sigue sin ser entendido ni por propios ni por extraños.

A pesar de estos aparentes traspiés que en realidad son un lujo que solo los grandes se pueden dar, Metallica regresa esta semana a la Ciudad de México para presentarse durante tres noches en el Foro Sol con su World Wired Tour con un abridor de lujo: Iggy Pop y una banda mexicana que fue escogida por medio de una convocatoria que la banda abrió en redes sociales.

Dónde: Foro Sol, Av. Viaducto Rio de la Piedad y Rio Churubusco S/N, Iztacalco, Granjas México
Cuándo: 1, 3 y 5 de marzo
Horario: 19:30
Costo: De $380 a $1,380.

 

NO COMMENTS