Mario Iván Martínez alivia la cuarentena con cuentos por Facebook

0
615
views

En estos tiempos surrealistas, orwellianos y darwinianos que de pronto nos ha tocado vivir como si fuéramos actores de una mala película gringa catastrofista, de esas que Hollywood nos ha entregado a mares, encuentro que la única forma de sobrellevar con cordura este nuevo y abstracto entorno radica en sublimar la libertad del encierro a través de la creatividad. Tomo conciencia a diario que dicha creatividad debe encauzarse hacia los demás, hacia los que están lejos, hacia a los que ya no puedo abrazar más que a la distancia.

Estas son las palabras del reconocido escritor, cuenta cuentos y actor Mario Iván Martínez, quien ha usado el confinamiento al que estamos sometidos para crear un nuevo proyecto de cuentos narrados por él y amigos actores a través de las redes sociales: Desde la distancia… contando con mis amigos.

“A la par de la viral, necesitamos enfrentar a la pandemia de nuevas emociones que ahora experimentamos en cautiverio. Los niños son presa fácil de estampidas emocionales y deseo combatir su agobio a través del arte. Así pues, siendo mi actividad como cuenta-cuentos parte medular de mi desempeño profesional desde hace 20 años, me ha entusiasmado suplir aquellos actos presenciales necesariamente cancelados o pospuestos por la emergencia sanitaria, con un trabajo virtual dirigido hacia los demás, en especial hacia los más pequeños. 

“En consecuencia he dado a luz en estos tiempos cautivos a un cuento sobre la infancia de Van Gogh el cual lleva por título De nidos, estrellas y girasoles, aunado a una biografía del pintor neerlandés la cual se encuentra en avanzado proceso de creación y que será publicada con la dramaturgia Vincent, girasoles contra el mundo. Propicié por añadidura una colección de 16 poemas infantiles con el fin de grabarles en casa y subirlos a mis redes en estos tiempos de enclaustramiento.

“Decidí entonces que la estrategia podría traducirse en un sabroso pretexto para establecer contacto con mis colegas a través de la creación, para vernos y hablarnos. Decidí llamar a este compendio, Desde la distancia, contando con mis amigos. Envié entonces un alud de mensajes de Whatsapp invitando a artistas de la talla de Ignacio López Tarso, Eugenia León, Susana Zabaleta, Chantal Andere, Patricio Castillo, Laura Luz, Maya Zapata, Héctor Bonilla, Roberto Sosa, Sofía Álvarez, Susana Alexander y muchos otros queridos y respetados compañeros como Jimena Parés, Luigi Vidal, Paula Comaduran y Fernando Memije.

“Acudí también a jóvenes y niños cuenta-cuentos, algunos de ellos alumnos míos, así como algunos compañeros de los medios como Janett Arceo, Fernanda Tapia y Javier Poza, por mencionarles a algunos, para que todos desde la distancia y desde su celular, interpreten el poema, el cuento o la canción a su manera, echando a andar los motores de su imaginación. 
La respuesta ha sido entrañable y abrumadora; todos aceptaron colaborar con el fin de aliviar el encierro de los niños y también el suyo propio. 

Es mi deseo establecer canales empáticos a través del arte, fomentar la solidaridad, combatir la incertidumbre generalizada, la impaciencia, el agobio y el temor y contribuir con un granito de arena a  suplir todo esto por  esperanza , empatía,  y diversión. Estos son mis métodos de adaptación a la pandemia; el arte me brinda regulación emocional, ritmo, rutina y resiliencia”, expresa.

El pan nuestro de cada encierro

“A diario me aseguro de contar con una sana dosis de Mozart pues he comprobado sus poderes de sanación. El encierro es una excelente oportunidad para aprender a escuchar y a escucharse. Hay que darle su lugar y su espacio a la música, desmenuzar sus tejidos polifónicos; esto aumenta su disfrute y comprensión. Me doy tiempo también para mantenerme en forma, tocar un instrumento, escribir, leer, cuidar de mis plantas, observando siempre  las recomendaciones de la Secretaría de Salud.  

“No sabemos cuando habremos de regresar a la normalidad pero mientras tanto acelero mi evolución, intento adaptarme y sólo sé que en mi caso, el arte y la creatividad me brindan fortaleza para sobrevivir. Con el proyecto de las cápsulas lanzo una botella al mar y a la vez diversifico mis tareas como Beneficiario del Programa Creadores Escénicos con Trayectoria 2019-2021 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

“En lo que atañe al virus, estamos desarmados, aun no acabamos de conocer sus poderes de adaptación, pero lo que sí conocemos es aquello que sublima al hombre, su poder de creación, a través del cual, si bien tal vez hoy sólo funja como paliativo, nos puede encaminar a hacer menos tortuosa la oscuridad del túnel en el cual aún no se vislumbra la luz, concluye Mario Iván Martínez.

Desde la distancia, contando con mis amigos
Cada día una cápsula distinta.
Disponible: Martes, jueves y sábados, 12:00 Hrs.
A partir del 14 de abril de 2020 a través de la red social: https://www.facebook.com/asonardespiertos/