María Juncal y su duende que no la abandona

La bailaora más importante del mundo engalana el Festival Ibérica Contemporánea que se realiza en Querétaro

0
1130
views

El flamenco tiene algo que es imposible definir con palabras. Ellos le llaman “duende”.

La gente siempre pregunta por él y es una presencia que aparece o no aparece. Todo mundo quiere tenerlo, todo mundo quiere encontrarlo. Hay días en que la noche se convierte mágica, porque aparece, y hay otros en que lo buscas y no lo encuentras.

El duende es algo que conecta al artista con el público y que no siempre está ahí. No son matemáticas, es arte. Es magia.

Y en el mundo del flamenco hay alguien cuyo duende casi siempre está presente y por eso es la reina: María Juncal.

No se trata de su increíble belleza, no se trata de sus prodigios técnicos, no es la maestría de los músicos que la acompañan, tampoco su derroche de pasión y energía en el escenario.

Es todo eso o nada de eso. Es el duende.

María Juncal es la máxima estrella de la séptima edición del Festival Ibérica Contemporánea que se realiza en Querétaro. Ahí presentó su espectáculo El espacio en blanco ante un Teatro Metropolitano pletórico que se desgranó en aplausos ante la magistral visión.

Porque lo que Juncal regaló al público queretano fue una experiencia para toda la vida -inolvidable- un momento, tan solo un momento, de eternidad a través de un baile surgido de la tierra que, a la tierra vuelve.

“Mexico es un sitio muy especial en mi alma, en mi corazón”, dijo María Juncal al término del espacio-tiempo en que el universo conspiró para que su duende hiciera acto de presencia.

“Esta noche me voy con el alma llena de algo bonito; ver que el teatro entero se puso de pie; es un reconocimiento a mi esfuerzo,  mi disciplina, a mi pasión”, añadió.

“Me encanta México, me encanta Querétaro. Es el único país en el que disfruto viajar en Metro, en tren, ver los paisajes… todo se convierte en música, en arte, que me sirve para inspirar…

“¿Definir el flamenco? Es una fuerza de la naturaleza  que te entra como un torbellino de los pies a la cabeza, una fuerza que inhalas, contienes el aire y te inunda, te llena. Es una energía viviente y cambiante”, explica con autoridad.

“Mi aportación al flamenco, sólo el tiempo lo dirá. De niña vivía leyendo libros de flamenco y toda mi familia aparece en ellos. Soñaba con que un día mi nombre apareciera en uno; ya sucedió y creo que apenas acabo de comenzar mi propia historia”.

El festival Ibérica Contemporanea concluirá el 20 de julio con diversos eventos al aire libre, clases mgistrales y eventos al aire libre en Queretaro.