Magneto y Mercurio: un reencuentro de éxitos y nostalgia

0
775

Ambas fueron quizá las dos boybands más famosas de México en los 90 y el sueño platónico de muchas. En marzo pasado, Magneto y Mercurio regresaron con todo ¡y juntos! para alegría de sus fans y de ellos mismos pues no dudan en reconocer lo bien que se la están pasando en la actualidad.

Una conversación con ellos está llena de risas y bromas: se pasa volando. Además de mucha entrega se percibe una gran amistad entre ellos y su trabajo sobre el escenario así lo refleja. Afirman que nunca se vieron como competencia, al contrario, juntos generan una gran química y por eso la idea de juntarse les pareció grandiosa; comparten canciones sin egos ofreciendo algo nuevo a sus seguidores.

De vuelta al Auditorio Nacional este jueves 8 de diciembre luego de una gira por toda la República Mexicana, Sudamérica, Centroamérica y Estados Unidos, están listos para cerrar con broche de oro este 2016.

¿Cómo ha sido reencontrarse con su público?, ¿se imaginaron esta reacción?

MAURI: Realmente ha superado cualquier expectativa, primero por estar los dos grupos juntos y sentir que somos un solo grupo; nos sentimos como hermanos aprendemos y tomamos fuerza los unos de los otros lo cual ha sido básico para que esto funcione.

¿Cómo ha sido volver a cantar esos temas que los hicieron famosos años atrás?, ¿pensaron que en algún momento volverían a regresar a los escenarios?

ELÍAS (Mercurio): No, la verdad no. Cada vez que hemos hecho un reencuentro decimos lo mismo “Este es el último” (risas), pero ha sido una muy grata sorpresa y todo se ve reflejado en este nuevo disco que salió a la venta en junio y que nos tiene muy felices. Son puros éxitos y fue grabado, en vivo, en el Auditorio Nacional y además incluye el DVD del concierto.

¿Cómo fue la preparación para volver?, ¿tuvieron que practicar?, ¿ponerse en forma?, ¿se acordaban de las coreografías?

HÉCTOR: Afortunadamente todos hemos hecho ejercicio desde siempre, entonces no nos costó tanto trabajo, en si no hubo una preparación física tan exhaustiva, veníamos bien, pero todo el montaje de coreografías sí fue todo un show, ya que fue rescatar las coreografías originales y ya no nos acordábamos, tuvimos que ver los videos y practicar hasta que nos salieran los pasos y después montarlas los dos grupos; fue una experiencia muy padre, fueron 2 meses aproximadamente de estar ensayando a diario bastantes horas.

Al hablar de los reencuentros hay opiniones divididas, ¿qué fue lo primero que pensaron de esta propuesta?

PONCHO: Dividirnos y no hacerlo (risas). Bueno, existieron dudas, teníamos que ver la parte económica, tenía que haber un plan bien hecho en cuanto a tiempos, ya no todos nos dedicamos al 100% a esto.

Fuera de los escenarios, ¿cómo es la relación entre ustedes?

ELÍAS (Magneto): La verdad nos llevamos muy bien, aprovechamos los tiempos en los que no estamos estamos trabajando de “magnetos y mercurios” para atender nuestros trabajos y nuestras familias, entonces cuando regresamos a los escenarios y a este tipo de entrevistas, nos divertimos y no paramos de reír, nos la pasamos muy bien.

ALAN: Iranos, iranos, iranos que bien nos la pasamos. (risas)

¿Qué hacen antes y después de dar un concierto?

MAURI: Realmente desde días antes del concierto estamos muy concentrados y muy centrados en él, desde que llegamos a la ciudad y si es en el Auditorio Nacional todavía más, pero si estamos en provincia o fuera del país, el día está completamente sumergido en lo que es el concierto, en la mañana tranquilos luego hacemos un soundcheck, a veces ensayamos un poco, un par de canciones, luego regresamos, nos arreglamos y regresamos al concierto, ya cuando termina (si el día siguiente no tenemos ningún concierto) pues si tal vez a veces salimos a tomar alguna copa.

¿Les gustaría hacer una canción inédita juntos?

ALEX: No lo teníamos pensado porque tenemos muchos éxitos con esta combinación, la verdad no creo que necesitemos una canción, pero nunca sabemos qué pueda pasar, la verdad es que la unión de los 2 grupos ha ido dando nuevas sorpresas cada día. Quizá y de pronto puede aparecer una colaboración con alguien, nunca digas nunca, porque cada que decimos que no, parece que decimos que sí, siempre nos acabamos tragando nuestras palabras.

¿Este reencuentro va para largo?

PONCHO: No hay caducidad, estamos viviendo el momento, están pasando cosas muy padres y estamos muy contentos.

NO COMMENTS